¿Hay una operación detrás del beneficio brindado a Cristina?

Nicolás Sanz

                 ¿Hay una operación detrás del beneficio brindado a Cristina?

En la tarde-noche de ayer, la senadora Cristina Fernández fue beneficiada por el juez federal Sebastián Casanello  con la falta de mérito en la causa de la Ruta del Dinero K, algo que despertó sospechas y que abre un abanico de presunciones.

Es dable destacar qué es lo que menciona el artículo 258 del Código Procesal Penal: “La falta de mérito es una situación intermedia entre el sobreseimiento definitivo y el procesamiento. Se trata de una resolución sobre el mérito de la imputación inicial que se inclina por una conclusión no afirmativa de su existencia o su inexistencia y que, por tanto, no es conclusiva del proceso”.

En el modo practico, dicha figura, que los jueces aprovechan cuando no se la quieren jugar y pretenden quedar bien con dios y con el diablo, tiene como propósito señalar que no hay elementos suficientes para sobreseer, aunque tampoco los hay para condenar.

Hay varios problemas que pueden observarse en las inmediaciones de la falta de mérito. El primero es que en el fuero federal no existe un solo caso en el que se haya utilizado la mencionada figura y después no se culmine dictando el sobreseimiento. El segundo refiere a la parcialidad que le permite poseer a los jueces, ya que no tienen que manifestar nada concreto, simplemente tienen el poder de decir “no sos inocente, pero tampoco culpable”.

Es dable destacar que existen elementos bastante elocuentes que complican judicialmente a Cristina en el expediente de marras: hay testimonios, reportes de operaciones sospechosas e incluso, de por sí, cuando un juez hace una petición a indagatoria es porque existen bastos elementos para imputar y, cómo no, condenar.

Es allí donde entran en acción la Oficina Anticorrupción, la Unidad de Información Financiera y la Cámara Federal, quienes le terminaron dando un tirón de orejas a Casanello, ya que en reiteradas ocasiones le habían pedido que indague a Cristina y el magistrado solo atinó a hacer oídos sordos, hasta que no le quedó otra opción y resolvió en septiembre hacer caso a dichas peticiones.

Es decir que prácticamente la Cámara Federal, la OA  y la UIF, consideran que hay elementos suficientes para condenar a Cristina. Sin embargo, es la valoración sugestiva de la justicia la que realmente cuenta, ergo, el juez valora qué funciona como prueba y qué no.

Algo que llama inusitadamente la atención es el hecho de que no haya mención alguna por parte del macrismo ¿Acaso se ha metido la mano para hacer zafar a la otrora presidenta?

Como ya ha revelado Tribuna de Periodistas, el tándem Macri-Peña, el presidente de la Nación y el jefe de Gabinete respectivamente, le exhortaron al ministro de Justicia German Garavano mover fichas dentro de los Tribunales de Comodoro Py  para lograr que Cristina permanezca en libertad, ello en el marco de la causa por los cuadernos de la corrupción del kirchnerato. ¿Habrá pasado lo mismo en este caso?

Garavano lo hace mediante el operador macrista Juan Ignacio Izura, de más está decir que el presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, no puede acercarse a Comodoro Py porque la diputada oficialista Elisa “Lilita” Carrió lo quemó lo suficiente y por ello el macrismo no puede contar con él.

En ese contexto, y tras prorrogar el mayor tiempo posible la indagatoria de Cristina, Casanello, quien fue puesto a dedo en su cargo por el kirchnerismo, pactó con el macrismo. No es casual que haya sobreseído a Macri en la causa por las escuchas ilegales mientras éste último ejercía como jefe de Gobierno porteño.

Solo resta esperar para saber si el fiscal Guillermo Marijuan o alguno de los organismos antes mencionados deciden apelar a la decisión del magistrado y otear como avanza la causa.