La mora en los bancos sigue creciendo y ya alcanzó su nivel más alto en nueve años

En líneas al consumo la morosidad llega al 5,1% y en construcción, al 5,9%. Por la caída del crédito, la cartera irregular gana peso en el total del stock

07.02hs

             La mora en los bancos sigue creciendo y ya alcanzó su nivel más alto en nueve años

Poco a poco, y como un reflejo de la caída del consumo y de la pérdida de poder adquisitivo, la morosidad en los bancos sigue aumentando. Si bien no dio un gran salto, el deterioro de la cartera de los créditos es constante y el ratio de mora ya llegó al nivel más alto en casi nueve  años.

Esta tendencia no sólo se explica por el atraso de un mayor número de deudores en pagar sus créditos, sino también por la caída del stock, lo que hace que el peso de la cartera irregular sea mayor dentro del total. Así, según la última información disponible en el Banco Central, las líneas destinadas al consumo y a la construcción son las más afectadas.

En rigor, el peso de la cartera irregular respecto al crédito al sector privado fue en diciembre del 3,1%, un nivel que no frecuentaba desde marzo de 2010. Así, la mora aumentó 0,2 puntos porcentuales (p.p.) respecto del valor de noviembre y 1,2 p.p. en comparación con el nivel de fines de 2017.

Port otro lado, en cuanto al financiamiento a las familias la morosidad en diciembre se situó en 4% de la cartera total, aumentando 0,1 p.p. respecto al registro de noviembre y 1,1 p.p. en comparación con el nivel de un año atrás. "El desempeño interanual fue conducido por las líneas al consumo (personales y tarjetas) y, en menor medida, por los prendarios", explica el organismo monetario.

En hipotecarios UVA, poca mora

Además, agrega el BVCRA, el ratio de mora de los créditos hipotecarios a las familias cerró el año en un nivel equivalente a 0,3%, levemente por encima del registro de fines de 2017. "En particular, la irregularidad de los préstamos hipotecarios en UVA se ubicó valores bajos en diciembre en torno a 0,19% del total", destaca.

En cuanto al stock de préstamos a familias, en diciembre se redujo 2% en términos reales respecto al mes anterior, con una caída de los saldos reales en todas las líneas crediticias. En términos interanuales, el financiamiento bancario total a las familias acumuló una reducción de 6,9% real, explicado principalmente por los préstamos personales y las tarjetas, detalló el Central.

Así, como contrapartida al aumento en la morosidad, el conjunto de bancos cerró el 2018 con elevados niveles de previsionamiento. "Si se excluye la estimación de las previsiones mínimas atribuibles a la cartera regular, el previsionamiento del sistema financiero agregado se situaría en 87% de la cartera en situación irregular en el mes", aclaró el ente rector. En tanto, agregó, el saldo total de previsiones contables representó 121% de la cartera en situación irregular del sector privado en diciembre, levemente por debajo del valor del mes pasado y del nivel de un año atrás.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ