La misión del FMI concluyó con un visto bueno a los números fiscales presentados por Dujovne

Tras recibir el informe de la misión, el directorio del Fondo aprobará un nuevo tramo del acuerdo stand by que recibe la Argentina por u$s57.600 millones

             La misión del FMI concluyó con un visto bueno a los números fiscales presentados por Dujovne

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó hoy sus actividades en la Argentina, tras haber analizado las cuentas fiscales y haberse reunido, con representantes de diversos sectores, antes de girar al directorio del organismo resolver la aprobación de un nuevo desembolso, en el marco del actual crédito stand by.

La delegación que encabezó el economista italiano Roberto Cardarelli, con la colaboración del director del Departamento Hemisferio Occidental del Fondo, Alejandro Werner, realizó una intensa actividad en su estadía en Buenos Aires, con sucesivas reuniones con funcionarios nacionales, representantes de la oposición y también del ámbito empresario y gremial.

Este viernes, como cierre de su tarea, el equipo del FMI se reunió con funcionarios de Hacienda y del Banco Central. Del encuentro participaron el ministro Nicolás Dujovne, el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el secretario de Hacienda, Miguel Braun. Además, según fuentes de Hacienda, en la reunión estuvo el presidente del Banco Central, Guido Sandleris.

En tanto, el ministro Dujovne señaló hoy que "no es necesario renegociar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Es un stand by cuyos desembolsos finalizan el año que viene".

"Si la Argentina quisiera tener desembolsos adicionales, debería tener a partir de 2021 un nuevo programa. Todo va a depender de si la Argentina es capaz de recuperar el acceso a los mercados", indicó en diálogo con radio Mitre.

Se trató de la cuarta auditoría que realiza el FMI desde que se firmó el año pasado el acuerdo stand by con la Argentina por u$s57.600 millones, el crédito de mayor monto aprobado por el organismo multilateral para un país.

El gobierno nacional pudo anunciar este jueves que en el primer cuatrimestre de este año obtuvo un superávit primario (sin contar los intereses de deuda) de $10.846 millones, el primer saldo positivo que obtiene el Sector Público Nacional desde 2011, en el marco de su compromiso de alcanzar este año el déficit cero.

Además, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró una notoria en abril y se ubicó en el 3,4%, mientras que el dólar muestra una tendencia estable y cotiza en valores por debajo de los $46, indicadores que sin dudas fortalecen la posición argentina ante el directorio del FMI que encabeza Christine Lagarde.

El propio Cardarelli dijo hace pocos días que "lo peor ya pasó", y desde la sede del FMI se aclaró que no consideran necesario renegociar los vencimientos de deuda que tiene la Argentina con el organismo multilateral en los próximos años, saliendo al cruce de las advertencias que formularon algunos políticos en campaña electoral.

Además de las habituales reuniones que suele tener Cardarelli con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris, en esta oportunidad el enviado del Fondo también habló con representantes del empresariado y del sindicalismo, en un año signado por las elecciones presidenciales.

Cardarelli se reunió con Axel Kicillof, ex ministro de Economía y referente económico del kircherismo; con dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y con el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina.

El enviado del FMI quería conocer de primera mano las opiniones de algunos referentes políticos y gremiales sobre algunos temas que, según la visión del Fondo, la Argentina deberá encarar tarde o temprano si quiere resolver los problemas estructurales que frenan el crecimiento del país.

Estos temas que el FMI considera que la Argentina debe tratar, seguramente con el gobierno que asumirá el 10 de diciembre próximo, son la reforma laboral y la reforma previsional.

Para el organismo, el país debe "aggionar" la legislación laboral a los tiempos actuales y así facilitar la creación de empleo; y modificar su régimen jubilatorio para adecuarse al aumento de la expectativa de vida y dar sustentabilidad al sistema.

De regreso a Washington, la misión dará una evaluación preliminar que deberá ser aprobada por el directorio del Fondo, y que de ser positiva, hacia fin de mes o inicios de junio el FMI desembolsará otro tramo del crédito de alrededor de u$s7.000 millones.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ