La banca siempre gana: en 2018, en plena recesión, el sistema financiero aumentó 50% su rentabilidad

Los bancos cerraron 2018 con una rentabilidad en término de su patrimonio de 34,4%, frente a un ratio de 23,3% en 2017. Ganaron con lebac, el dólar y Leliq

07.01hs

             La banca siempre gana: en 2018, en plena recesión, el sistema financiero aumentó 50% su rentabilidad

El 2018 fue un año para el olvido en materia económica. Sequía; recesión; inflación del 47,6%; un salto de más del 100% del dólar;  y el desplome de la industria, el comercio y la construcción son sólo algunas de las variables que muestran este deterioro. Sin embargo, parece que no fue un año malo para todos los sectores.

El sistema financiero, en rigor, cerró el año con una rentabilidad de 172.106 millones de pesos, un alza de 121% respecto a los 77.709 millones de 2017. De todos modos, y más teniendo en cuenta la inflación que hubo en el año, una de las mejores maneras de comparar los resultados es teniendo en cuenta su patrimonio neto anualizado (ROE), donde el ratio saltó 47%, pasando de 23,3% en 2018 a 34,4% en 2018.

Por otro lado, al tomar los resultados en función de sus activos (ROA), la ganancia de los bancos también creció, aunque en menor medida, ya que refleja la caída en el stock de crédito de los últimos tres meses del año. Así, según los datos del informe sobre bancos que difundió el Banco Central, el ROA pasó de 2,8% en 2017 a 3,9% en 2018, un alza de 39,2%.

Durante los doce meses, los bancos se fueron adaptando al contexto local y el motor de la rentabilidad fue cambiando. En los primeros meses se apoyaron en las Lebac, y en menor medida en el crédito al sector privado; luego los distintos saltos del dólar le aportaron ingresos extras por la diferencia de cotización y en los últimos meses las Leliqs fueron su vaca lechera.

En cuanto a la intermediación financiera, los préstamos en pesos al sector privado acumularon una disminución de 18% en términos reales. Los documentos, los bienes en locación financiera (leasing) y los prendarios presentaron las mayores caídas interanuales relativas (-41%, -32% y -27%, respectivamente).

Respecto al saldo de crédito a las empresas, el BCRA informó que se redujo 3,2% en diciembre en términos reales (-0,7% nominal) con respecto a noviembre, principalmente por el desempeño de los préstamos a la industria y a la construcción. En el año, el saldo de préstamos totales a las firmas acumuló una caída de 6,1% real. En el 2018 la disminución real de las financiaciones a este segmento se observó en los bancos privados, y en menor medida, en los bancos públicos.

Por su parte, en 2018 las entidades financieras no bancarias (EFNB) incrementaron el saldo de crédito a las empresas en términos reales.

En diciembre los préstamos a los hogares disminuyeron 2% en términos reales respecto al mes anterior (+0,5% nominal), con un caída de los saldos reales en todas las líneas crediticias. En términos interanuales, el financiamiento bancario total a las familias acumuló una reducción de 6,9% real, explicado principalmente por los préstamos personales y las tarjetas.

El desempeño interanual de las financiaciones a las familias fue conducido por los bancos privados y por las entidades financieras no bancarias, en tanto que los bancos públicos aumentaron en términos reales las financiaciones a este segmento en el período, destacó el organismo.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ