Dólares de la soja, condicionados por el clima: alertan que hay 2 millones de hectáreas afectadas

Cerca de 700.000 hectáreas que iban a ser destinadas a la siembra de la oleaginosa de segunda sufren la inundación. Se atrasa la liquidación de granos

Por Patricio Eleisegui 11.01.2019 • 11.01hs • Economía

             Dólares de la soja, condicionados por el clima: alertan que hay 2 millones de hectáreas afectadas

El agua amenaza con empañarle otro comienzo de año al campo. El brote de entusiasmo de principios de diciembre pasado, de la mano de un dólar cuyo valor duplicaba al del mismo mes del 2017, va quedando diluido como consecuencia de un período de lluvias que parece no tener fin. 

Así, expertos alertan que hay millones de hectáreas cubiertas de cultivos que están complicadas y otras, a la espera de la siembra.

En ese escenario, la gran afectada vuelve a ser nada menos que la soja: en apenas una semana la superficie anegada pasó de las 500.000 a las 700.000 hectáreas.

Lo más preocupante es que la cifra no ha dejado de incrementarse día tras día, desde que comenzó el 2019.

Las noticias son más preocupantes si se considera que la producción agrícola es la gran esperanza -casi la única "locomotora"- con la que cuenta el Gobierno para evitar que se profundice el escenario recesivo.

Según el último reporte del Banco Mundial, en 2018 el PBI se habría contraído 2,8% por la crisis cambiaria, el ajuste y la sequía. 

Para este año, en tanto, el organismo prevé una nueva contracción, esta vez del orden del 1,7%. Por eso lo que suceda con la actividad agrícola se vuelve muy crucial, especialmente en un año de elecciones.

El Gobierno "reza" por el clima

“Más allá del agua que inunda muchos lotes, el otro inconveniente está en la imposibilidad de contar con suelos firmes por la cuestión de las napas otra vez recargadas. Como llueve tan seguido, resulta imposible para los productores poder ingresar a los campos para hacer la siembra de la soja de segunda”, aseguró.

La continuidad de las tormentas, confirmó Bert, pega de lleno en el esquema de liquidación de granos previsto para este momento de la campaña. El experto expuso que se multiplican los productores que ya en enero comenzaron a demorar el cumplimiento del pago a proveedores.

“Siempre que llueve hay un cambio en la dinámica de las liquidaciones y este momento no es la excepción. Hoy existen muchos campos que todavía tienen maíz, soja y trigo embolsados y sin mover. Un productor normalmente paga sus cuentas vendiendo los granos que tiene en silobolsas. Pero estos 20 días de lluvias continuas bloquearon el movimiento de los camiones, entonces muchos debieron frenar sus pagos”, detalló.

Bert adelantó que este escenario, además, provocará un retraso en el ritmo de las liquidaciones. 

“Si bien todavía estamos en carrera para completar una campaña que igual se perfila interesante, es complejo anticipar si no habrá más complicaciones por efecto del clima. Los climatólogos anticipaban que íbamos a tener lluvias en estas semanas pero el panorama se complicó porque están siendo muy por encima de lo normal. Es un factor que condicionará mucho lo que ocurra con todo lo que falta en soja de segunda”, destacó.

Un año de expectativas

Desde la consultora AgriTrend su titular, Gustavo López, observó lo que viene ocurriendo en términos de situación hídrica como un aspecto que afectará zonas puntuales pero que, luego de la sequía de la campaña pasada, igualmente se espera que el ciclo cierre con números positivos. 

“La zona núcleo viene muy bien y eso es lo que hay que tomar en cuenta. Eso sí, si las lluvias se expanden e intensifican puede ser que más adelante tengamos algún inconveniente en lo que hace a la calidad de la soja. Pero todavía es muy temprano para suponer ese escenario”, aclaró.

López sostuvo que, más allá de la preocupación en torno a las lluvias de comienzo de 2019, en el sector agroindustrial hay confianza en que este año será de recuperación en términos productivos.

“Todavía están dadas las condiciones para recuperar al menos 10 millones de toneladas en producción de maíz y hasta 20 millones en lo que refiere a la soja. El año pasado, en concepto de retenciones, la recaudación anduvo en torno a los 2.800 millones de dólares. Este año ese número será prácticamente el doble. Los contratiempos están, pero de no ocurrir nada particularmente extraño este año debería ser más positivos para los cultivos clave que el año pasado”, concluyó.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ