Adelanto: el Gobierno impulsará plan de 12 cuotas sin interés para sacar de la crisis a las fábricas de heladeras y lavarropas

El Gobierno está ultimando detalles de un proyecto junto con industriales. El aliciente será el recambio tecnológico hacia un consumo más eficiente

07.04hs

             Adelanto: el Gobierno impulsará plan de 12 cuotas sin interés para sacar de la crisis a las fábricas de heladeras y lavarropas

Por estas horas, en el Gobierno están avanzando contrarreloj para poner en marcha un plan que permita reactivar a uno de los sectores que más está sufriendo la fuerte caída del consumo: el de línea blanca.

Según pudo saber iProfesional, la Secretaría de Comercio, dependiente del Ministerio de Producción, comandada por Dante Sica, está terminando de darle forma a un proyecto que busca incentivar las ventas de heladeras y lavarropas de bajo consumo eléctrico a través de un régimen de 12 cuotas sin interés.

Así como el Gobierno está avanzando con el sector textil en un paquete de instrumentos tendientes a reactivar a un sector que se está viendo duramente castigado por el bajón de la demanda, ahora la mira está puesta en las fábricas –la mayoría de ellas Pymes- que producen artículos del hogar.

"Hemos estado reunidos con funcionarios del Ministerio de Producción para avanzar con el plan de financiamiento para electrodomésticos de alta eficiencia energética. Vemos mucho interés y esto para nosotros puede ser de gran ayuda", afirmó el directivo de una de las cámaras que participó en la mesa de diálogo con otros colegas y técnicos.

Un alto directivo de otra de las entidades, que también se sumó a un encuentro en el Ministerio, agregó que "pudimos ver que hay preocupación entre los funcionarios por la caída de las ventas y el impacto que esto está teniendo en la actividad".

"Saben que se están perdiendo puestos de trabajo en nuestro sector y que, si no cambian rápido las perspectivas, la situación no se va a revertir fácil. Así que la idea fue la de convocarnos para consensuar un plan que ayude a reactivar la demanda", agregó bajo estricto off the record.

iProfesional accedió al borrador del proyecto que hicieron circular entre algunas compañías en la que se resalta la necesidad de sustituir el marco normativo, que data del año 1999, por otro que amplíe su alcance, "habida cuenta del avance tecnológico conseguido en los últimos años en términos de eficiencia energética".

En concreto, el plan oficial busca que se establezca un detalle más fino de las diferentes escalas de consumo, para "era evitar que la mayoría de los modelos de productos se concentren en las clases superiores", es decir, entre los de menor consumo. 

Actualmente, las etiquetas de los electro están conformadas por un esquema de barras horizontales que van de la letra "A" (menor consumo) a la "G" (mayor gasto de energía).

A continuación, el diseño actual:

 

En cambio, el boceto que se está consensuando ahora constará de una figura semicircular que clasifica las escalas a través de compartimentos y una flecha en su interior que señala la clase a la que pertenece el artículo.

Así es la nueva etiqueta que estudia impulsar el Gobierno, correspondiente a un artículo eficiente:

 

En paralelo, así es el boceto que llegó a manos de los industriales, correspondiente al nuevo sello que a futuro podrían llevar los equipos de consumo energético medio:

 

Cabe destacar que este nuevo diseño está pensado para todo el universo de productos, incluyendo lavarropas, heladeras, microondas, calentadores de agua, hornos eléctricos, lámparas, equipos de aire acondicionado y televisores.

Además, el proyecto de resolución establece que los comercializadores de estos productos "deberán asegurarse que la etiqueta sea expuesta de manera visible". 

Además, el texto establece que, una vez que entre en vigencia la normativa, los fabricantes nacionales y los importadores tendrán doce meses para que todos los equipos que lancen en el circuito comercial incluyan este sello. 

Claro que, detrás de este tema, hay un foco de debate: el Gobierno quiere que el plan para financiar la compra en cuotas sin interés incluya sólo productos que ya cuenten con la nueva etiqueta.

Sin embargo, desde el lado de los fabricantes aducen que consensuar la normativa y lograr que toda la industria se acople a los cambios, podría hacer demorar mucho este proyecto.

"El Ministerio busca que las dos cosas estén atadas. Le está poniendo mucho foco al tema de la eficiencia energética. Y lo entendemos. Pero esto podría generar que la iniciativa se atrase unos meses, en un momento en que necesitamos que las ventas reaccionen cuanto antes", planteó un directivo.

Más allá de esta polémica, ¿alcanzará una medida de este tipo para cambiar la tendencia de un sector en crisis? En la industria aseguran que no hay fórmulas mágicas y que se necesita que mejoren numerosas variables para lograr un repunte sostenible en el tiempo, tales como poder adquisitivo, inflación, y tasas de interés.

Sin embargo, el propietario de una Pyme, que dialogó con este medio, resumió su visión de la manera más cruda: "Estoy justo mirando el depósito y ya perdí la cuenta de la cantidad de heladeras que tengo en stock. Y eso que hace unos meses ya suspendimos un turno. Por eso, lo que ayude a vender un poco más, bienvenido sea".

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ