Xi Jinping llama a Merkel e insta a la UE a "realizar esfuerzos positivos con China"

Xi Jinping llama a Merkel e insta a la UE a "realizar esfuerzos positivos con China"

El presidente chino, Xi Jinping, habló por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, y le dijo que espera que Europa haga "esfuerzos positivos con China", informaron medios públicos chinos, tras las críticas internacionales vertidas contra Pekín por su trato a la minoría uigur.

Es la primera vez que Xi habla con un líder europeo desde la imposición de sanciones mutuas el mes pasado, a raíz de las supuestas violaciones de derechos humanos cometidas por el gobierno chino en la región de Xinjiang, lo cual crispó las relaciones entre China y la Unión Europea (UE).

"Nueva coyuntura y varios desafíos"

"Las relaciones entre China y la UE enfrentan una nueva coyuntura, así como varios desafíos", declaró Xi, citado por la agencia Xinhua, que añadió que el presidente instó a la UE ha llevar a cabo un "juicio correcto de forma independiente".

"Es crucial controlar firmemente el desarrollo de la dirección global de las relaciones entre China y la UE [...] desde una perspectiva estratégica, mutuamente respetuosa y eliminar las interferencias", le dijo Xi a Merkel, según la agencia Xinhua.

El presidente añadió que China desea "poner el multilateralismo en práctica" con la UE, y cooperar con el bloque en varios temas, como el cambio climático. "Fortaleciendo la cooperación entre China y Alemania y entre China y la UE se pueden alcanzar logros significativos. Espero que Alemania y que la UE puedan realizar esfuerzos positivos con China para aportar todavía más seguridad y estabilidad a este mundo en constante cambio", declaró.

Incierto acuerdo UE-China

China y la UE finalizaron las negociaciones de un tratado comercial en diciembre, que todavía tiene que ser ratificado por el Parlamento Europeo. Sin embargo, el futuro del acuerdo es incierto, después de que la UE impusiera sus primeras sanciones a China en tres décadas, para denunciar la situación en Xinjiang, donde, según varias oenegés, un millón de personas de la minoría musulmana uigur habrían sido detenidos en campos de internamiento.

China respondió imponiendo sanciones a varios eurodiputados, profesores y al centro de análisis alemán MERICS, el mayor de Europa. Entonces, la UE, Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido impusieron sanciones coordinadas contra funcionarios chinos supuestamente implicados en la violación de derechos humanos en Xinjiang, y China sancionó a varias personas y organizaciones de esos países. (afp)

: