Una gira por México con el foco puesto en la Vacunación VIP: Alberto Fernández se justificó con que no es un delito vacunar a sus amigos primero y mandó a los jueces a investigar a Macri

Fernández se encuentra de gira por México y fue increpado por la prensa local acerca de la campaña de vacunación VIP en Argentina: "no hay ningún tipo penal en la Argentina que diga que será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila", admitió.

La Derecha Diario

Una gira por México con el foco puesto en la Vacunación VIP: Alberto Fernández se justificó con que no es un delito vacunar a sus amigos primero y mandó a los jueces a investigar a Macri
En medio del escándalo por la Vacunación VIP, el presidente argentino Alberto Fernández junto al ministro de Economía Martin Guzmán, participaron de una visita oficial a México donde mantuvieron importantes reuniones con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Sin embargo, el foco de su visita estuvo puesto en el despido de Ginés y de la corrupción en su gobierno, y muchos de los periodistas en las conferencias de prensa le preguntaron más por eso que por los negociados con México.
En el día de hoy, durante una conferencia de prensa con AMLO, Fernández fue increpado por la prensa y terminó admitiendo que sabía acerca de la vacunación clandestina.
El Presidente argentino justificó con que se "saltearon protocolos" debido a que algunos "diarios escribían que se estaba envenenando gente" y debieron ceder ante las presiones mediáticas para apurar el proceso de vacunación.


Ya visiblemente enojado por las preguntas que le estaban haciendo, aseguró que la Vacunación VIP "aunque reprochable" no constituye un delito en Argentina.

"No hay ningún tipo penal en la Argentina que diga que será castigado el que vacuna a otro que se adelantó en la fila", y luego le pidió a la Justicia que "no pierda el tiempo" investigando a Ginés: "terminen con las payasadas"

"Cuando tomé nota de lo que había pasado, reaccioné y perdí a un ministro en cuyo ministerio pasaron estas cosas, bajo su dependencia. El hecho era grave como para que un ministro de su talla haya debido dejar su cargo, pero terminemos con la payasada. Que los jueces y fiscales hagan lo que deben hacer, pero no se puede construir delitos graciosamente", expresó Alberto.
En ese sentido, y como es costumbre en el kirchnerismo, Fernández intentó justificar su corrupción y desviar la atención mencionando los supuestos delitos cometidos por el ex gobierno de Macri. 

"Si los jueces quieren trabajar, hay muchos delitos para investigar como los peajes de Macri, el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, el vaciamiento del Congreso, el negocio de los parques eólicos y la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino en el que murieran 44 tripulantes", comentó Fernández. 

Tampoco perdió oportunidad para atacar a la actual oposición, ya que explicó que “hubo una campaña despiadada de la oposición, desatada para hacerles sentir a los argentinos que la Sputnik V era veneno. Ahora los que me denunciaron me piden que les dé veneno a ellos y que consiga más veneno. Quisiera que la Argentina funcione de otro modo”.

Cerró su discurso explicando que a él "difícilmente lo corran con estas lógicas" ya que "detesta los privilegios", pero se lo notó preocupado, enojado y frustrado con que se haya hecho viral esta situación. Al final, mandó a algunos fiscales a releer el Código Penal ya que hicieron "demasiadas sinvergüenzadas". 


El que debería releer el Código Penal es el Presidente, ya que a pesar de su posición como docente en Derecho Penal, junto al ex ministro Ginés García aprovecharon su posición de poder para vacunar a amigos, familiares, y personas cercanas a su espacio, violando así el Código Penal en su artículo 174 (inciso 5), que hace referencia al “que cometiere fraude en perjuicio de alguna administración pública”.

"Haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga", es el dicho perfecto para Fernández, ya que su palabra esta sumamente devaluada y su discurso se contradice constantemente.

Las denuncias y allanamientos al Ministerio de Salud y Hospital Posadas van avanzando por parte de fiscales que decidieron iniciar una causa contra los involucrados en la vacunación clandestina.

Mientras tanto, esta tarde el periodista Beto Valdez reveló que Ginés Gonzales García le dijo a un amigo que "si yo llego a abrir la boca, se cae el gobierno". 

En las horas previas de que llegue Fernández a México, AMLO dio su conferencia de prensa diaria en la que fue interpelado por la prensa sobre lo que estaba ocurriendo en Argentina.

A pesar de considerarse un gran aliado del kirchnerismo, el Presidente mexicano criticó duramente el esquema de Vacunación VIP, y aseguró que "en México van a haber vacunas para todos y no hay preferencia para nadie".