Turquía y Arabia Saudí formarán un equipo conjunto para investigar la desaparición de Khashoggi

Turquía y Arabia Saudí formarán un equipo conjunto para investigar la desaparición de Khashoggi

El gobierno de Turquía ha anunciado este jueves que acepta la petición de Arabia Saudí de conformar un equipo de investigación conjunto para aclarar el paradero del periodista Jamal Khashoggi, desaparecido el pasado 2 de octubre.

Khashoggi, de nacionalidad saudí y exiliado en Estados Unidos, fue visto por última vez en el consulado de Arabia Saudí en Estambul. Este acudió al lugar para recoger un papel que le permitiera contraer matrimonio en los próximos días. Sin embargo, su novia, que lo esperaba a las puertas de la sede, denunció que este nunca volvió a salir.

Turquía difundió imágenes de un supuesto “comando de asesinos” saudíes

Turquí ha acusado desde entonces a Arabia Saudí de estar tras la desaparición de Khashoggi, critico con el régimen saudita. Ankara difundió imágenes en las que el mismo día en que el reportero desapareció, 15 hombres saudíes entraron en Turquía. El gobierno de Erdogan asegura que se trata de un “comando de asesinos” enviados por el principe heredero Mohámed bin Salmán para deshacerse de un incómodo periodista.

Turquía asegura que estos hombres habrían asesinado a Khashoggi y posteriormente, en el mismo consulado, lo habrían descuartizado y sacado del lugar en varias maletas. No obstante, Arabia Saudí ha negado las acusaciones, aunque no ha aportado ninguna prueba de que el hombre abandonara la sede diplomática. En un comunicado, el país árabe indica que estos hombres solo eran turistas.

Manifestantes representan al principe Mohámed bin Salmán con las manos ensangrentadas ante la embajada saudí en Wáshington
Manifestantes representan al principe Mohámed bin Salmán con las manos ensangrentadas ante la embajada saudí en Wáshington (Jim Watson / AFP)

El anuncio de la investigación conjunta se produce horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegurará en una entrevista que su país está cerca de hallar pistas sobre qué ocurrió con Khashoggi. “Tenemos investigadores allí y estamos trabajando con Turquía y, francamente, estamos trabajando con Arabia Saudita”, ha indicado el mandatario.

Trump ha señalado que los indicios apunta a que el reportero entró en el consulado y “no parece que haya salido”. Sin embargo, ha dejado claro que sus relaciones con Arabia Saudí son “excelentes” y ha querido posponer su respuesta sobre posibles represalias contra el país árabe hasta averiguar qué ha ocurrido.