Tucumán: una marcha apuntó contra la protección política a la policía

Policías detenidos rompieron el pacto de silencio y brindaron la información que permitió el hallazgo del cuerpo de Luis Espinoza

Fabián López

Tucumán: una marcha apuntó contra la protección política a la policía

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Militantes de distintas agrupaciones de izquierda que convergen en el "Encuentro Memoria Verdad y Justicia Tucumán" protestaron este mediodía frente a la Casa de Gobierno de esta provincia, donde exigieron justicia por el crimen de Luis Alberto Espinoza , el trabajador rural de 31 años que fue asesinado por policías y cuyo cuerpo fue encontrado ayer en Catamarca, tras permanecer desaparecido durante una semana.

Por el hecho están detenidos nueve efectivos que prestaban funciones en la comisaría de Monteagudo, en el sur provincial, y que serán expulsados de la fuerza, además de un vigía ciudadano. Se trata del subcomisario Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos José Paz, Claudio Zelaya y Miriam González; el agente Esteban Rojas González y el vigía ciudadano de la comuna de Monteagudo, Sergio Santillán.

"A Luis lo mató la policía", "Juicio y castigo a los responsables de su desaparición y asesinato" y "El Estado es responsable" fueron las consignas de la marcha que protagonizaron hoy en la capital tucumana los militantes de izquierda junto a la agrupación de Familiares de Víctimas del Gatillo Fácil. Participaron el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), el Partido Obrero (PO), el Partido de los Trabajadores por el Socialismo (PTS), la Izquierda Socialista y la Corriente Social y Política "Marabunta", entre otras agrupaciones.

La víctima había desaparecido durante un operativo realizado por la policía tucumana y su cuerpo fue encontrado siete días después, en Catamarca
La víctima había desaparecido durante un operativo realizado por la policía tucumana y su cuerpo fue encontrado siete días después, en Catamarca

"Realizamos una concentración en Casa de Gobierno, nos sumamos al pedido de justicia por Luis Espinoza, víctima de desaparición forzada y asesinato por parte de la policía. Nos solidarizamos con la familia y nos ponemos a disposición de toda medida que resuelvan llevar adelante", expresó en diálogo con LA NACION la referente del MST Clarisa "Lita" Alberstein, quien participó de la movilización. La dirigente aclaró que la manifestación se concretó "con todas las medidas de distanciamiento y sanitarias necesarias, para hacer oír fuerte el reclamo por justicia".

Un conmocionante asesinato

Luis Espinoza, un trabajador de 31 años que era padre de seis hijos pequeños, fue visto con vida por última vez el viernes 15 de mayo. Ese día, él y su hermano, Juan Antonio, paseaban a caballo por la zona del paraje Melcho, 70 kilómetros al sur de la capital tucumana, donde se llevaba a cabo un festival de carreras de caballos organizada en plena cuarentena y se detuvieron a observar el espectáculo. Pocos minutos después, efectivos de la Comisaría de Monteagudo llegaron al lugar para dispersar a los participantes de la "cuadrera" clandestina y se produjeron violentos incidentes.

Juan Espinoza declaró que se cayó del caballo y que los policías comenzaron a golpearlo, al igual que a su hermano, quien, según dijo, fue arrastrado por los uniformados hacia el monte, hasta que se escucharon disparos. Testigos aseguraron que Luis Espinoza fue subido a la camioneta de uno de los policías. Desde un primer momento, los familiares de la víctima señalaron que había sido asesinado por los policías, quienes luego ocultaron el cuerpo. Los hechos les dieron la razón ayer, cuando el cadáver de Luis fue encontrado por expertos del Equipo Científico de Investigaciones (ECIF) del Ministerio Público Fiscal en un barranco en la zona de Andalgalá, Catamarca, muy cerca del límite con Tucumán.

Según fuentes de la causa, dos de los efectivos implicados rompieron el pacto de silencio que mantenían desde el viernes de la semana pasada para confesar que Espinoza fue herido mortalmente por uno de ellos durante el operativo y que luego, con la colaboración de otros colegas suyos, se deshicieron del cuerpo. Los arrepentidos habría dado pistas a la Justicia sobre el lugar donde fue arrojado el cuerpo.

La investigación del caso fue encabezada por la fiscal Mónica García de Targa, a cargo de la Fiscalía de Instrucción 1 del Centro Judicial Monteros.

Policías detenidos rompieron el pacto de silencio y brindaron la información que permitió el hallazgo del cuerpo de Luis Espinoza
Policías detenidos rompieron el pacto de silencio y brindaron la información que permitió el hallazgo del cuerpo de Luis Espinoza

El escandaloso hecho generó conmoción política en Tucumán y derivó en el desplazamiento de las autoridades de la Unidad Regional Sur de la Policía. Además, la oposición en la Legislatura realizó una presentación para que sean citados a dar explicaciones el ministro de Seguridad, Claudio Maley, y el jefe de Policía de Tucumán, Manuel Bernacchi.

Reclamos por la violencia policial

Los participantes de la protesta realizada este sábado denunciaron que a pesar de que había claros indicios de que Luis había sido asesinado, la Justicia detuvo a los policías recién el 20 de mayo. También señalaron que el rastrillaje y búsqueda del trabajador rural fue encabezada durante los primeros días por sus familiares y vecinos.

"El hallazgo del cuerpo de Luis en Catamarca, es el más lamentable desenlace, de días de impunidad y encubrimiento policial y político", afirmó Alberstein.

La referente del MST sostuvo que "en Tucumán la violencia policial e institucional es permanente". Y advirtió que "es un aparato que ahora con la excusa de la cuarentena, han generalizado, en hechos cotidianos de abuso de autoridad, detenciones arbitrarias, maltrato a jóvenes y a jubilados, que son violaciones a los derechos humanos".

En la marcha los manifestantes apuntaron como responsables políticos de los hechos "al Ministro de Seguridad, Claudio Maley, y al gobernador Juan Manzur, quienes dirigen una fuerza policial llena de casos de gatillo fácil e impunidad".

Entre otros reclamos, los militantes exigieron la integración de "una comisión investigadora independiente, con la participación de organismos de derechos humanos, que llegue a la verdad".

Cómo sigue la causa

El juez a cargo del expediente, Mario Velázquez, ordenó que los policías implicados en el crimen de Luis Espinoza queden detenidos en la cárcel de Villa Urquiza.

El cuerpo del trabajador rural fue trasladado anoche desde Catamarca a la morgue judicial de la capital tucumana, donde en el transcurso de este sábado se le practicará una autopsia para conocer las causas de su muerte.

Con esos elementos y teniendo en cuenta numerosas pruebas que fueron recolectadas durante la investigación, el magistrado deberá determinar cuál será la imputación de delitos contra los policías y el civil involucrados, en distinto grado de participación, en el homicidio de Espinoza.

Por: Fabián López