Trabajadores de la cultura, en pie de guerra contra Kicillof por el nombramiento de funcionarios porteños

Están en desacuerdo con el pedido de renuncia a la directora ejecutiva del Consejo Provincial de Teatro Independiente, por parte del gobierno bonaerense. Además, solicitan la puesta en funcionamiento del sector, el pago de los subsidios del año pasado y la convocatoria para el vigente y paridad de género en los cargos jerárquicos del organismo.

Trabajadores de la cultura, en pie de guerra contra Kicillof por el nombramiento de funcionarios porteños

En plena emergencia sanitaria nacional, los espacios culturales regionales también se encuentran afectados. Muchos de ellos, imposibilitados de abrir, no perciben los ingresos económicos cotidianos propios de la autogestión. En este marco, la intervención del estado resulta fundamental para paliar esta situación y que no se vean obligados a cerrar sus puertas. Pero el ejecutivo provincial parece no estar a la altura de las circunstancias. 

En una nota dirigida a las autoridades culturales de la provincia de Buenos Aires (al gobernador Axel Kicillof, a su ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa, y al subsecretario de Industrias Creativas e Innovación Cultural, Nicolás Wainszelbaum), los trabajadores de las artes escénicas, creadores, técnicos, personal de salas y centros culturales, diseñadores, directores, programadores, responsables de eventos y festivales de la región expusieron su situación particular. 

El principal reclamo consistió en la solicitud de renuncia, impuesto por el gobierno provincial, a María Ibarlín, la directora ejecutiva del Consejo Provincial de Teatro Independiente (CPTI). En este sentido, consideraron “sumamente alarmante” la pérdida de una funcionaria clave, con conocimiento del territorio y la diversidad del quehacer escénico en la vasta provincia de Buenos Aires. Y cuestionaron su posible reemplazo: “una actriz de CABA”, entendiendo que no cuenta con “territorialidad y experiencia en gestión”. 

Al respecto, ahondaron en la importancia de “no seguir centralizando a los y las referentes de cultura originarios de Capital Federal, otorgándoles cargos jerárquicos en la administración pública de la provincia”. En tanto, resaltaron rescatar las trayectorias bonaerenses, que cuenten “con la experiencia en territorio”. Asimismo, profundizaron sobre el contexto de la renuncia: “Acontece luego de una inactividad de seis meses de un organismo que ha sido abandonado a lo largo de las sucesivas gestiones anteriores, y que es además el único ente con el que cuentan trabajadores y trabajadoras de las artes escénicas, a nivel provincial”.

Por lo tanto, pidieron “una pronta designación de la autoridad pertinente, que tenga pleno conocimiento de la actividad teatral de la provincia de Buenos Aires”. Además, ante la paralización del sector desde hace seis meses, exigieron reactivarlo “con medidas acordes, que den respuestas a la profunda crisis económica por la que están atravesando”. La resolución de los subsidios de la convocatoria cerrada en diciembre de 2019, con la actual gestión, es otra de las demandas en cuanto a la “celeridad en los cobros y flexibilidad en las rendiciones”. En esta línea, solicitan el llamado para la convocatoria del presente año. 

De esta manera, indicaron que “se respete la paridad de género dentro de los y las funcionarias con cargos jerárquicos dentro del organismo”. Igualmente, la re-regionalización de las zonas culturales que conforman al CPTI también es una solicitud pendiente, de carácter “primordial y tratamiento urgente” ante un organismo que debe representar un “federalismo municipal, atento y representativo a las distintas realidades culturales que componen la provincia”. Finalmente, criticaron que el CPTI, por ser un ente descentralizado que debería pertenecer al área de Políticas Culturales, esté bajo la órbita de la subsecretaría de Industrias e Innovación Cultural. (www.REALPOLITIK.com.ar)