Temporada: Bariloche cerró la primera quincena con una ocupación del 50%

El punto panoramico del Circuito Chico, uno de los elegidos por los turistas

Paz García Pastormerlo

Temporada: Bariloche cerró la primera quincena con una ocupación del 50%

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Con más de 60.000 turistas y temperaturas ideales para disfrutar de las playas y los senderos de trekking, esta ciudad cierra con un balance más que positivo la primera quincena de este mes. Con un movimiento de personas que no se veía desde el verano pasado, el destino confirmó las proyecciones que la señalaban como uno de favoritos de la temporada, en tiempos de pandemia de Covid-19.

"Durante la primera quincena, el promedio de ocupación, entre cabañas y hoteles, rondó el 50%, 55%. Se ve mucho movimiento en la ciudad y eso reactivó la gastronomía y el comercio. El programa Previaje [un plan oficial de beneficios que implica la devolución del 50% de los gastos a quienes viajen en enero y febrero] funcionó muy bien: lo utilizó casi el 60% de las personas que llegaron a la ciudad. Esperamos que continúe así, aunque febrero viene muy flojo en cuanto a reservas, esperemos que repunte", aseguró Gastón Burlón, secretario de Turismo local.

El top 10 de los distritos emisores de turistas que eligieron Bariloche en el comienzo de año lo encabezan la provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Neuquén, Santa Fe y Córdoba. Las siguen Río Negro, Mendoza, Chubut, Entre Ríos y Tucumán.

Con esa afluencia de personas, las miradas estuvieron puestas en los comportamientos de los turistas y locales, y el respeto por las medidas sanitarias. En ese sentido, en las playas -uno de los mayores imanes de los visitantes- se respetó mayormente la distancia social. Las personas llegan con barbijo puesto y se lo sacan una vez que se ubican. Muchos cambiaron el mate por la latita de cerveza o botellas de jugo, para evitar compartir.

Si bien los miradores y otros lugares turísticos clásicos establecieron un aforo -como el Cerro Campanario, el Punto Panorámico del Circuito Chico, la confitería del Cerro Otto y el mirador del Cerro Capilla, entre otros-, se observó un alto tránsito de personas en rincones como la Cascada de los Duendes, cerca del lago Gutiérrez, y en la feria de Colonia Suiza, por ejemplo.

Controles en playas

El Ente Mixto de Promoción Turística (Emprotur) local impulsó una campaña de concientización con grupos de preventores que recorren playas, paseos peatonales, el Centro Cívico y el skate park del centro, entre otros puntos, y les recuerdan a las personas que usen el barbijo y el alcohol en gel y que mantengan el distanciamiento.

Si bien al estar de vacaciones muchas personas se "relajan" con el uso del tapabocas, los preventores contaron a LA NACION que la respuesta ha sido buena. "A veces se olvidan el barbijo en el auto, pero se lo decís y lo van a buscar sin problemas", contó hace unos días Luciana, en Playa Bonita.

Restricciones

Las cervecerías también atraen cientos de personas cada día, aunque allí los protocolos son más estrictos y ningún cliente puede dejar de cumplirlos: se ingresa con barbijo y se lo debe usar también al levantarse de la mesa para ir al baño o deambular, los salones trabajan con entre un 50 y un 60% de las mesas habituales y los mozos mantienen la distancia.

A fines de la semana pasada, cuando el Gobierno anunció la restricción en la circulación nocturna, los cerveceros y demás protagonistas del rubro gastronómico en Bariloche pusieron el grito en el cielo. Sin embargo, tras reunirse con las cámaras empresariales y de turismo de la provincia, la gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, decidió permitir hasta el 31 de enero que los establecimientos gastronómicos funcionen hasta la 1.

En la misma línea, el municipio de Bariloche autorizó que los restaurantes y cervecerías permanezcan abiertos hasta esa hora de lunes a viernes, y hasta las 2, los fines de semana. Además de intentar proteger la actividad comercial, las autoridades buscan desalentar las reuniones clandestinas. De hecho, el Concejo Deliberante tratará hoy un proyecto que prevé multas de entre 500.000 y 3 millones de pesos para organizadores, promotores y proveedores de fiestas ilegales que se realicen.

Otra de las cuestiones que más preocupa a las autoridades es cómo impacta el movimiento de turistas en el aumento de casos de coronavirus. En ese sentido, desde el Sanatorio San Carlos de Bariloche (una de las clínicas más importantes de la ciudad, ya que tiene convenio con todas las prepagas) indicaron ayer que, entre el 1° y el 12 pasados inclusive, se hisoparon 175 turistas: hubo 63 negativos y 112 positivos. Estos últimos representan el 10% de todos los casos positivos que se detectaron en la ciudad en esos 12 días. Actualmente, hay 1376 casos activos en Bariloche, mientras que el 1° pasado eran 1196.

Por: Paz García Pastormerlo