Sancionan la ley de Ganancias de Massa y más de millón de personas dejarán de pagar

Quedarán eximidos los trabajadores y jubilados que cobren hasta 150 mil pesos. Esteban Bullrich se abstuvo.

Sancionan la ley de Ganancias de Massa y más de millón de personas dejarán de pagar

La Cámara de Senadores sancionó este jueves la reforma de Ganancias de Sergio Massa, que exime de pagar el impuesto a trabajadores con salarios de hasta 150 mil pesos y jubilados con ingresos similares, calculados en 8 haberes mínimos. No fue aprobado por unanimidad, porque se abstuvo Esteban Bullrich, del PRO.

Según informó Carlos Caserio, del Frente de Todos, 1.267.000 trabajadores y jubilado dejarán de abonar el impuesto y aportarán esos ingresos al consumo, lo que aliviará el costo fiscal de más de casi 50 mil millones, pérdida compartida entre la Nación y las provincias.

Sólo 733.000 trabajadores pasarán a aportar Ganancias, es decir solo el 7%, lo que representan el 25% de la masa salarial total. De todos modos, la ley le reserva al Poder Ejecutivo la posibilidad de adaptar alícuotas de los salarios entre 150 y 173 mil pesos, para que no paguen la alícuota más alta. 

El proyecto fue presentado por Massa en febrero y se aprobó en Diputados hace 10 días después de varias modificaciones reclamada por los sindicatos, el principal de ellos la deducción del aguinaldo y la retroactividad a enero, que permitirá a los beneficiarios acceder a un monto extra en abril.

José Mayans. 

"Representa un salario más. En el marco de gravísimas restricciones financieras y económicas, estamos haciendo un gran esfuerzo fiscal del Estado para mejorar el ingreso de los trabajadores, para incentivar el consumo y mejorar la generación de trabajo. Este es nuestro plan para salir de la pesadilla de Cambiemos y la crisis mundial en virtud de una pandemia: la producción y el trabajo", cerró el debate Anabel Fernández Sagasti, vicejefa del Frente de Todos. 

Cambiemos apoyó la ley, pero su jefe Luis Naidenoff la consideró "un parche" para un sector "minoritario" de trabajadores, una queja repetida de la oposición porque en muchas provincias los ingresos son bajos. a de "Estamos legislando para un sector privilegiado de la Argentina. Es una medida aislada, no va a alcanzar ni siquiera para lo electoral", cuestionó.

Además de la abstención de Bullrich en la votación general, el resto del bloque se abstuvo en el artículo 6, que es el que implementa la suba del piso mediante una deducción y no una modificación de escalas, que hubiera favorecido también al 7% que seguirá pagando y a los autónomos, excluidos del beneficio.

Estamos haciendo un gran esfuerzo fiscal del Estado para mejorar el ingreso de los trabajadores, para incentivar el consumo y mejorar la generación de trabajo. Este es nuestro plan para salir de la pesadilla de Cambiemos y la crisis mundial en virtud de una pandemia: la producción y el trabajo.

También hubo reproches por promover la suba de ingresos brutos en las provincias a partir de la eliminación del pacto fiscal. "Es un aporte, pero no es la mejor reforma posible. Al 90% de más abajo le quitamos para darle al 5%", protestó Martín Lousteau, de la UCR.  

"Si queremos soberanía política, independencia económica y justicia social tenemos que aplicar una política distinta a la que aplicó Macri", respondió en el discurso de cierre José Mayans, jefe del Frente de Todos, que este año sesiona desde el recinto y logra irritar a sus pares de Cambiemos que ocupan el hemiciclo. Fueron tantos los bullicios que hubo cuando hablaba que Cristina Kirchner pidió varias veces que lo respeten. 

El proyecto tuvo varias reformas durante el debate en Diputados, como deducciones en gastos en guardería reconocidos (por hasta 5600 pesos mensuales) o la duplicación del que ya se aplicaba a por hijo con discapacidad, que era de 78 mil anuales.

Humberto Schiavoni, Luis Naidenoff saludan a María de los Ángeles Sacnun. 

Los jubilados seguirán eximidos aún si tienen rentas extras por hasta el mínimo no imponible (150 mil pesos). Hasta ahora no podían a partir de una de las últimas modificaciones de Mauricio Macri. Los empleados patagónicos continuarán con un aumento del 22% en los topes.

Los trabajadores de salud seguirán eximidos en sus horas extras hasta septiembre, un beneficio inaugurado al inicio de la pandemia. Las fuerzas armadas, cuyos grados inferiores dejarán de estar alcanzadas por el impuesto, resultarán favorecidas al deducirse del cálculo del impuesto los suplementos y viáticos por traslados.

Además, no se contabilizará en el salario aplicable a Ganancias el "bono por productividad, falla de caja o conceptos similares", un planteo de trabajadores de AFIP y de los bancarios, siempre y cuando no perciban 300 mil pesos mensuales. Habrá un tope en este beneficio del 40% del monto imponible.

Otra incorporación de los Diputados, a pedido de la radical Carla Carrizo, fue eliminar la eximición que tenían presidentes y vices, que no pagaban Ganancias, del que estaban exceptuados por tener el ingreso enganchado al de los miembros de la Corte Suprema, quienes seguirán sin pagar Ganancias. Nunca lo hicieron.