¿Salvaría a un humano también? Monos rompen récord de supervivencia con corazón porcino trasplantado

Hasta ahora, los primates no habían vivido más de 57 días.

¿Salvaría a un humano también? Monos rompen récord de supervivencia con corazón porcino trasplantado

Un equipo internacional de investigadores, liderado por la Universidad de Múnich (Alemania), ha logrado un verdadero "hito" al lograr mantener con vida por más de medio año a dos babuinos con corazones de cerdo, según un estudio publicado este miércoles en la revista Nature.

El trasplante de corazón es la única cura para los pacientes con insuficiencia cardíaca terminal, pero el suministro de órganos de donantes alogénicos está muy por debajo de las necesidades clínicas, por lo que los resultados de esta investigación son un paso importante para que en un futuro a las personas se les pueda realizar exitosamente trasplantes de corazón de un animal.

Animales podrían convertirse en donantes de órganos destinados a humanos

"La insuficiencia cardíaca, en la que el corazón no puede bombear sangre alrededor del cuerpo de manera eficiente, es un problema de proporciones épicas. El número de adultos que viven con insuficiencia cardíaca en Estados Unidos se espera que llegue a más de 8 millones en el 2030, y muchas de estas personas morirán a la espera de un órgano de un donante", afirma el doctor Christoph Knosalla, del Centro Cardíaco Alemán, uno de los contribuyentes en la revisión del nuevo estudio.

Una posible solución a esta escasez es utilizar corazones de cerdos en lugar de humanos. Pero, hasta ahora, los primates que han sido sometidos a xenotrasplante (trasplante de un órgano de una especie a otra) no habían sobrevivido por más de 57 días, por lo que este enfoque se ha considerado demasiado arriesgado como para aplicarlo en humanos.

Para mejorar ese procedimiento, los responsables del nuevo estudio aplicaron un protocolo de inmunosupresión, que impide que el sistema inmunitario de los babuinos –un pariente cercano de los humanos– rechace los corazones de los cerdos, que habían sido modificados genéticamente para reducir las reacciones inmunes entre especies.

De los cinco babuinos empleados en el experimento, uno desarrolló complicaciones y fue sacrificado después de los 51 días. Dos sobrevivieron sin complicaciones durante los tres meses previstos en la investigación. Mientras a los dos restantes se les permitió sobrevivir por 195 días, antes de ser sacrificados.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!