Restricciones por el coronavirus en la Ciudad: las nuevas medidas que prepara Horacio Rodríguez Larreta

Las autoridades porteñas planean flexibilizar las restricciones frente al descenso de los contagios; analizan ampliar las clases presenciales en el secundario

Matías Moreno

Restricciones por el coronavirus en la Ciudad: las nuevas medidas que prepara Horacio Rodríguez Larreta

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se prepara para anunciar durante las próximas horas un esquema más flexible de restricciones que regirá en la Capital a partir de mañana.

Frente al descenso de los casos de coronavirus registrado durante los últimos días en la ciudad y en sintonía con el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que firmará el presidente Alberto Fernández, el alcalde avanzaría con una serie de aperturas, como ampliar el horario de circulación y de atención de los locales de gastronomía al aire libre y habilitar la reapertura de centros comerciales y shoppings. Así lo informaron a LA NACION fuentes del gobierno de Larreta.

En la sede de la administración porteña en Parque Patricios confirmaron que se mantendrán las clases presenciales en el distrito en el nivel inicial, primaria y educación especial. Y que pasarán todo el secundario al sistema bimodal. No se correría la fecha de las vacaciones de invierno.

El gobierno porteño no planea habilitar las reuniones sociales en domicilios particulares; solo en espacios públicos abiertos y con las limitaciones que ya regían
El gobierno porteño no planea habilitar las reuniones sociales en domicilios particulares; solo en espacios públicos abiertos y con las limitaciones que ya regíanFabián Marelli

Anoche, minutos después de la reunión con sus pares de la Nación, Santiago Cafiero, y de la provincia, Carlos Bianco, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, les transmitió a Larreta y su mesa chica que luz verde de la Casa Rosada para distender las medidas en el área metropolitana (AMBA), si se consolidaba hoy la tendencia a la baja de los contagios en esa zona del país. Según consignó LA NACION, la provincia y la ciudad de Buenos Aires pasarían en el semáforo epidemiológico de “alarma sanitaria” a zona de “alto riesgo”.

Antes de definir las aperturas, Rodríguez Larreta encabezó tres reuniones durante las últimas 48 horas con sus principales colaboradores para analizar la situación epidemiológica en el distrito. En la Ciudad perciben una tendencia a la baja desde hace quince días, ya que el promedio de contagios bajó de 2600 a 1600. Por esa razón, en la administración porteña optó por suavizar las restricciones.

En el Gabinete de Larreta continúan monitoreando el nivel de ocupación de camas en unidades de terapia intensiva (UTI) para Covid-19 en el sistema de salud público y privado, que permanece por encima del 70%. Esa cifra genera preocupación, por lo que Larreta reforzará el pedido a los ciudadanos para que no se relajen ante la baja de los contagios y eviten los encuentros sociales.

Como lo viene haciendo en sus últimos discursos, Larreta pondrá el foco en tres ejes: el fortalecimiento del sistema de testeos y del sistema de salud, la responsabilidad individual y el plan de vacunación.

La Ciudad acelerar la campaña de vacunación por la llegada al país de nuevos lotes de vacunas contra el Covid-19. En el Gabinete porteño destacan que el 37% de la población del distrito ya recibió al menos una dosis.

El martes, el Ejecutivo porteño abrió el empadronamiento de todas las personas mayores de 50 años sin comorbilidades. Esperan que el lunes, cuando se quedarían sin stock, llegue un nuevo lote de 900 mil vacunas de AstraZeneca. En Uspallata insisten en que tienen capacidad para aplicar 30 mil dosis por día y reclaman que la Casaa Rosada asigne las partidas de vacunas de acuerdo a la cantidad de personas que integran grupos de riesgo y no por la población general que tiene cada jurisdicción.

Las siguientes son las medidas que anunciaría la Ciudad para la etapa que viene en la lucha contra la pandemia:

  • Educación: se mantendrán las clases presenciales en el nivel inicial, la primaria y la educación especial. Todos los alumnos de secundaria van a pasar al sistema bimodal. Retoman la presencialidad las escuelas para adultos, las terciarias y los Centros de Formación Profesional.
  • Vacaciones de invierno: se mantendrían en su fecha original, es decir, del 19 al 30 de julio.
  • Circulación: a partir de ahora, quedaría restringida entre las 22 y las 6 de la mañana.
  • Fines de semana: la idea del gobierno porteño es levantar las prohibiciones especiales que rigen ahora durante los fines de semana.
  • Comercios esenciales y no esenciales: podrán abrir hasta las 22, cumpliendo con los protocolos vigentes.
  • Gastronomía: los locales gastronómicos podrán abrir hasta las 22 horas, siempre al aire libre. No se habilitará por ahora la atención en el interior de los comercios.
  • Reuniones en domicilios particulares: seguirán prohibidos los encuentros sociales en los domicilios. El gobierno porteño pidió colaboración a porteros y consorcistas para hacer cumplir esta prohibición.
  • Deportes al aire libre: se habilitarían actividades deportivas de hasta 10 personas, siempre al aire libre, con y sin contacto.
  • Gimnasios y clubes: solo podrán realizar sus actividades en el exterior.
  • Centros comerciales y shoppings: el gobierno porteño apunta a reabrirlos, con una capacidad máxima de una persona cada 15 metros cuadrados.
  • Actividades profesionales: continuarán funcionando de manera remota.
  • Encuentros sociales: se permiten en espacios abiertos, con un máximo de diez personas. Siguen restringidos en lugares cerrados. Se reabrirán los patios de juegos en las plazas.
  • Celebraciones religiosas: se podrán realizar desde el 18 de junio con aforo del 30%.
  • Cines, los teatros y otros espacios culturales: se habilitarán desde el viernes 18 de junio con una capacidad máxima del 30%.

Nuevo DNU

La reunión entre Cafiero, Miguel y Bianco se activó horas después de que el kirchnerismo no lograra conseguir el quorum en la Cámara de Diputados para sancionar la ley que le permite al Gobierno administrar la pandemia. Si bien el proyecto impulsado por la Casa Rosada obtuvo dictamen en las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Acción Social y Salud, el oficialismo no reunió los respaldos suficientes para tratarla hoy en el recinto.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó hoy que el Gobierno prorrogará el decreto de necesidad y urgencia (DNU) que fija un semáforo epidemiológico en el país.