Republicanos no lograron desbancar al gobernador de California en referendo antipandemia

La mayoría de los 40 millones de habitantes de California votaron a favor de mantener a su gobernador demócrata, Gavin Newsom, rechazando la iniciativa republicana de desbancarlo por las restricciones antipandemia.

Republicanos no lograron desbancar al gobernador de California en referendo antipandemia

Gavin Newsom sobrevivió sin problemas a una consulta que podía haberlo sustituido por un republicano, en uno de los estados más liberales de Estados Unidos. Con más del 60% de los votos escrutados en todo el estado, los canales CNN y NBC dijeron que Gavin Newsom se había impuesto luego que alrededor de dos tercios de los votantes apoyaran al titular en la consulta popular.

Millones de personas habían votado por correo, lo que permitió un rápido conteo apenas cerraron las urnas a las 03H00 GMT. Newsom presume de haber respetado las indicaciones científicas cuando ordenó a los californianos que se quedaran en casa durante lo peor de la pandemia de covid-19.

Pero los empresarios lo acusaron de asfixiar sus negocios con estas restricciones y muchos padres protestaban porque sus hijos no iban a la escuela. Políticos de todo el país, profundamente polarizado, han seguido con interés la votación de California como un posible indicador de cómo les iría en las urnas a los titulares que escuchan a los médicos, en comparación con aquellos que escuchan a furiosos electores.

Locutor de radio apoyado por Trump

El principal contrincante de Newsom era Larry Elder, un locutor de radio de derecha que ha apoyado abiertamente al expresidente Donald Trump. Elder copió la estrategia que siguió Trump en la elección de 2020 y lanzó la noche del lunes una página web denunciando fraude y demandando a las autoridades "investigar y mejorar los resultados distorsionados" de la elección.

El afroamericano de 69 años concedió la victoria a su "oponente". "Admitimos que hemos perdido la batalla, pero sin duda vamos a ganar la guerra", dijo a los simpatizantes reunidos en el condado de Orange, algunos de los cuales llevaban las gorras rojas "Make America Great Again", populares entre los seguidores de Trump.

La papeleta preguntaba, en primer lugar, si Newsom debía ser despedido y, en segundo lugar, quién debía sustituirlo. Si no ganaba, el candidato más votado en la segunda pregunta lo reemplazaría sin importar la cantidad de votos recibidos.

Pesca en río revuelto entre pandemia y redes sociales

Unos 46 candidatos aspiraban a este botín. Políticos tradicionales competían por él junto a una estrella de YouTube y Caitlyn Jenner, del clan Kardashian.

Mary Beth, de 63 años y propietaria de una tienda, dijo que votó este martes en Los Ángeles para "deshacerse de Newsom" porque "el virus creó caos en nuestra economía pero él empeoró todo con sus confinamientos".

Los demócratas criticaron el costo de la consulta -unos 280 millones de dólares- y decían que ésta no era más que un intento de los republicanos por secuestrar el gobierno del estado y hacerse con el poder como no podrían en las urnas. Una encuesta realizada por Spectrum News e IPSOS publicada el martes reveló que dos tercios de los votantes registrados consideraba el referendo como un intento de tomar el poder político.

Aunque Newsom ganó cómodamente en 2018, las reglas electorales de California facilitan la convocatoria a referendos revocatorios. Quienes estén descontentos con el gobernante pueden convocar la elección si consiguen firmas del 12% de los votantes que participaron en la anterior elección. En este caso, la cantidad era de 1,5 millones.

"Este referendo es ridículo", dijo Jake, un empleado del sector tecnológico de 38 años que votó este martes en Los Ángeles, y que no quiso dar su apellido. "Saqué las cuentas e, incluso si todos los electores registrados votan, podría costar más de 12 dólares por voto", agregó. "Mucha gente podría haber desayunado con eso esta mañana".

jov (efe, dlf)