Reca, Escasany y Caputo compraron una central eléctrica del Estado por US$326 millones

La empresa estatal Ieasa planea devolverle así parte de la deuda con la Anses, que se utilizaría luego para financiar un nuevo gasoducto

Reca, Escasany y Caputo compraron una central eléctrica del Estado por US$326 millones

La empresa estatal Integración Energética Argentina (Ieasa), heredera de la ex Enarsa, concretó hoy la venta de la central termoeléctrica Brigadier López por US$326 millones a Central Puerto, de Guillermo Reca, Eduardo Escasany y Nicolás Caputo, entre otros.

En concreto, la adjudicación de la termoeléctrica fue por US$165 millones al cual debe adicionarse una deuda financiera del orden de US$161 millones. Por otro lado, la empresa asumió la obligación de completar la obra de cierre de ciclo que se estima en una inversión de aproximadamente US$120 millones, según dijeron en Ieasa.

Central Puerto, la segunda entre las empresas más grandes de generación eléctrica, fue la única que ofertó por la termoeléctrica, ubicada en el parque industrial de la localidad de Sauce Viejo, en la provincia de Santa Fe, a 20 kilómetros de la capital. La central dispone de una potencia instalada de 280 MW y fue habilitada para operar comercialmente el 30 de agosto de 2012.

Con el dinero que recibirá por la venta, Ieasa le devolverá parte de la deuda que tiene con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. A su vez, el Gobierno quiere utilizar parte de esa liquidez para financiar la construcción del nuevo gasoducto que llamarán a licitación el próximo 15 de julio.

Otra parte de la liquidez vendrá por la venta de la central termoeléctrica de Ensenada de Barragán (CTEB), ubicada aproximadamente a 10 kilómetros de la ciudad de La Plata. En este caso, la apertura de sobres realizada por Ieasa contó con la oferta económica realizada de manera conjunta por YPF y Pampa Energía, por un monto total de US$229,4 millones.

A su vez el comprador debe hacerse cargo de una deuda estimada en US$304 millones, totalizando una oferta por el activo de US$533,4 millones, y también completar las obras de cierre de ciclo, cuyo costo estimado por Ieasa supera los US$200 millones, según indicaron en el Gobierno.