Por el congelamiento tarifario, Edesur perdió $6065 millones en 2020

La compañía reportó que sus ingresos tuvieron una disminución de 25% durante 2020

Por el congelamiento tarifario, Edesur perdió $6065 millones en 2020

La distribuidora eléctrica Edesur presentó hoy su balance anual de 2020 en el que reportó pérdidas por $6065 millones. La empresa de capitales italianos responsabilizó al congelamiento tarifario -que lleva casi dos años- por el resultado negativo.

"En un año de pandemia y deterioro tarifario, Edesur ha garantizado un servicio esencial, ha aportado a las cajas del Estado más de $16.000 millones en impuestos y recaudación fiscal, y además sostuvo más de 6000 empleos. Seguimos contribuyendo al buen funcionamiento del sistema eléctrico argentino", señaló Nicola Melchiotti, country manager de Enel en la Argentina, la compañía accionista principal de Edesur.

Según indicó la empresa en un comunicado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), sus ingresos registraron una disminución de 25% durante 2020, "producto del congelamiento tarifario vigente y varias medidas impuestas por decretos de necesidad y urgencia (DNU) y otras relacionadas, durante la pandemia". En concreto, los ingresos cayeron de $88.290 millones en 2019, a $66.591 millones.

El Ebidta (beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones), en tanto, alcanzó a apenas $486 millones, una caída del 98% comparado con el ejercicio 2019. Además, "se adicionan los efectos del acuerdo firmado con las autoridades durante dicho ejercicio, para la resolución de los asuntos regulatorios pendientes relacionados con el período 2006-2017".

El resultado operativo (EBIT) empeoró en línea con la disminución del Ebitda. La baja en el resultado del ejercicio se explica fundamentalmente "por la pérdida operativa registrada y por una menor ganancia por ajuste por inflación, parcialmente compensada por menores costos financieros y por un menor cargo por impuesto a las ganancias".

La deuda neta de la empresa disminuyó 17% respecto de 2020 y, según dijeron, "como en los últimos 10 años, Edesur sigue sin distribuir dividendos y reinvierte la totalidad de los recursos disponibles".

En relación con las inversiones, la distribuidora indicó que el año pasado fueron $9487 millones que, sumados a los más de US$700 millones invertidos en los últimos cuatro años (2016-2019), "han permitido la continua mejora en la reducción de la duración promedio de los cortes en un 29% respecto de 2019".

"La caída de las inversiones comparada con el 2019 se debe a la menor caja disponible por el congelamiento tarifario y por limitaciones impuestas por las autoridades durante la cuarentena", concluyeron.