Pilar Mateo, la química que dejó el laboratorio para salvar vidas con la pintura

Pilar Mateo, la química que dejó el laboratorio para salvar vidas con la pintura

La científica española Pilar Mateo se define, sin titubear, como una "inventora desde la observación de la realidad", con una mente incapaz de desconectar que le impulsa a "buscar una solución" a problemas de su alrededor como el mal de Chagas, que combate con una pintura que patentó hace 20 años.

Esta doctora en Química habla con familiaridad de la "microencapuslación polimérica", la clave de su producto, aunque otros prefieren referirse a ello como "la pintura que salva vidas", la misma que le llevó hasta Bolivia dos décadas atrás, como comentó Mateo a Efe esta semana en Asunción.