Nuevo estudio refuta que los lagos subglaciales muevan las corrientes de hielo de la Antártida

Los especialistas no han encontrado ninguna de estas formaciones donde el hielo fluye a velocidades de 10 a 400 metros al año.

Nuevo estudio refuta que los lagos subglaciales muevan las corrientes de hielo de la  Antártida

Los científicos del Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina del Instituto Alfred Wegener (Alemania) han estudiado una gran corriente de hielo en la Antártida Oriental, en el glaciar Recovery, y han constatado en un nuevo estudio que en está zona no hay lagos subglaciales de gran tamaño.

De esta forma se refuta, de manera inesperada, que sean enormes lagos subglaciales los que desplacen las corrientes heladas en la Antártida. Hasta ahora se creía así. A partir de este momentos los especialistas tendrán que buscar nuevos mecanismos para explicar la formación de estos movimientos, admiten los autores del trabajo, publicado este 7 de noviembre en la revista Journal of Geophysical Research: Earth Surface.

La estación antártica Vostok en los años 1970 ¿Qué secretos esconde el mayor lago de la Antártida?

Los científicos estudiaron el glaciar Recovery, que transporta hielo desde la capa de hielo de la Antártida Oriental a la plataforma de hielo de Filchner, en la Antártida Occidental. El hielo fluye en corrientes a una velocidad de 10 a 400 metros por año.

Durante su investigación, los especialistas realizaron una medición del espesor y el relieve de la parte superior de las rocas continentales con un radar radioglacial. Luego introdujeron los parámetros obtenidos en un programa de computadora para obtener un modelo virtual de la interacción de ondas medias y cortas y su penetración a través del hielo. De este modo los expertos delinearon los límites de las partes secas y húmedas del glaciar.

El resultado del estudio constató que debajo del hielo solo se hay pequeños lagos ubicados en los tramos superiores de los ríos subglaciales. No obstante, son demasiado reducidos como para asegurar la velocidad actual de las corrientes de hielo.