Mientras medita su futuro político, Vidal viajó a EE.UU. y se reunió en la OEA con Luis Almagro

La exgobernadora de Buenos Aires llegó a Washington para una reunión sobre su rol como jefa de la misión observadora de las últimas elecciones legislativas en El Salvador; su viaje coincide con la visita de Sergio Massa, un potencial rival en 2023

Rafael Mathus Ruiz

Mientras medita su futuro político, Vidal viajó a EE.UU. y se reunió en la OEA con Luis Almagro

WASHINGTON.- Mientras evalúa sin apuro sobre su futuro político, María Eugenia Vidal llegó a Estados Unidos para realizar una gira con un muy cuidado bajo perfil en la que dejó su mirada sobre la Argentina. Vidal llegó a Washington para participar de reuniones en la Organización de Estados Americanos (OEA) y ver al secretario General, Luis Almagro. Aprovechó la visita para dialogar también sobre el futuro del país en encuentros con analistas, inversores y académicos que siguen los vaivenes del país.

“Viajé para mantener reuniones con la OEA, con el objetivo de mantener conversaciones con sus equipos de trabajo, además de visitar algunos organismos internacionales y ONG que trabajan diferentes proyectos en la región, y de esta manera continuar aprendiendo y preparándome para los desafíos que tiene la Argentina por delante”, dijo Vidal a través de su vocero.

Fue la primera vez que Vidal pisó Estados Unidos desde que dejó la gobernación de Buenos Aires, tras perder su reelección ante el actual mandatario, Axel Kicillof. El destino quiso que su viaje coincida con el de otro “presidenciable” de la política argentina, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien llegará a Washington este fin de semana, cuando Vidal seguirá viaje hacia Nueva York, su última parada antes de regresar a la Argentina.

La visita de Vidal se manejó con mucho sigilo, y la exgobernadora se movió con un extremo perfil bajo en medio de las especulaciones sobre su futuro político, y la interna de Juntos por el Cambio –que se encamina a estrenar un nuevo nombre– para definir las listas de candidatos para las próximas elecciones legislativas.

A diferencia de otros referentes de su espacio político, Vidal ha sido particularmente cuidadosa con su exposición, aunque así y todo se preocupó por nunca descartar del todo la posibilidad de ser candidata este año, y tampoco escondió su deseo de buscar la presidencia, un objetivo que comparte con su jefe político, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Además de su paso por la OEA, Vidal mantuvo contactos con expertos que siguen la realidad de América latina y de la Argentina en un encuentro organizado por el Interamerican Dialogue, argentinos que trabajan en organismos multilaterales de Washington, y tiene previsto cerrar su paso por Estados Unidos con inversores y analistas de Wall Street en Nueva York. No tuvo una reunión con el FMI.

El paso de Vidal por Estados Unidos replicó el mensaje de unidad cambiemista que, en medio de las discusiones por la conformación de las listas, se ha escuchado en Buenos Aires. Tanto en Juntos por el Cambio como en el Frente de Todos reconocen que la unidad de ambas coaliciones es un pilar de su competitividad electoral, y ambas coaliciones trabajan ya en sus proyectos presidenciales para retener o recuperar el poder en 2023, una pelea que puede tener a Vidal y a Massa como protagonistas.

Lejos del ruido político de la Argentina, Vidal se reunió en la OEA con Almagro, quien tuvo un buen vínculo con el gobierno de Mauricio Macri, y ya ha tenido su cuota de roces con la administración de Alberto Fernández. Uno de esos cruces de Almagro con el Gobierno tuvo a Vidal como protagonista, justamente por su designación como observadora electoral por parte de Almagro.

En una carta enviada a Almagro, el embajador argentino ante el organismo, Carlos Raimundi, se había quejado por la designación de Vidal al indicar su “total desacuerdo” por la decisión de Almagro de designar a integrantes de Juntos por el Cambio como veedores. La oficina de Almagro le respondió a Raimundi con otra carta en la cual enumera los “criterios objetivos” para la selección de Vidal, entre ellos, la equidad de género.

“María Eugenia Vidal es la primera mujer argentina que ocupa una jefatura de MOE”, indica la misiva de la oficina de Almagro, en referencia a las misiones de observación electoral de la OEA.

Vidal le agradeció ahora a Almagro que la haya sumado para trabajar con la Secretaria de Fortalecimiento de la Democracia de la OEA.

“Muchas gracias @Almagro_OEA2015 por la confianza y por darme la posibilidad de hacer mi aporte al fortalecimiento de la democracia en la región”, dijo en Twitter, luego de la reunión.