Mariano Iúdica lloró con los saludos de sus hijas desde España, en el día de su cumpleaños

El conductor no puedo contener la emoción al leer el saludo de su hija Valentina, que reside en Barcelona

Mariano Iúdica lloró con los saludos de sus hijas desde España, en el día de su cumpleaños

En el día de su cumpleaños número 49, Mariano Iúdica entró a conducir Involucrados caminando por los pasillos del canal, mientras sus compañeros, liderados por Pía Shaw y Débora Plager, lo saludaban y le cantaban.

"Se me hace un nudo en la garganta. Es una semana especial. El Martín Fierro, tener a mis hijas lejos y el Día del Padre. No la quiero 'mariconear' ni ser un yunque, pero me gusta festejar y que estén todos en la mesa", apuntó el conductor, que anoche había empezado con los festejos. "Comí con mis amigos de toda la vida. Son del club y del colegio, de hace 35 años", contó.

Sin embargo, aquello era sólo el comienzo: mientras hablaban de los índices inflacionarios del Indec, Pía Shaw pidió la palabra para decir que le había llegado una carta, pero la cosa quedó ahí. Y después de algunas publicidades, el conductor presentó a Andrea del Boca y su abogado, Juan Pablo Fioribello, y la coconductora insistió con el tema. Entonces, le entregó una carta que había mandado Valentina, su hija de 24 años, desde España. Iúdica empezó a leer, pero pronto se puso a llorar y tuvo que pedirle que siguiera a Julián Pérez Regio, el locutor del programa.

La emoción de Mariano Iúdica al recibir una carta de su hija, en el día de su cumpleaños - Fuente: América

02:45

"Pa, feliz en tu día. Esta vez desde lejos y sin poder abrazarte ni ver tu cara al recibir tu regalo, que siempre pienso para deslumbrarte. Más allá del océano que nos separa, nos mantiene pegados algo mucho más importante que la ubicación geográfica. Ese amor incondicional. Esté donde esté, siempre te ocupás, estás ahí para ser colchón cuando nos caemos. O para poder tirarnos un ratito si necesitamos. Es muy fácil animarse a crecer y ser independiente y valiente con todo ese seguro", rezaba la misiva.

Y seguía: "Gracias eternas por todo. Te extraño todos los días. Pero este 14 de junio te extraño mucho, más que nunca. Ver tu alegra cocinando para miles, tomando un vinito o cocinando un postre. Hablar de lo que sea, cantar a los gritos o gritar unos goles son cosas que, en días como estos, me hacen más falta que en otros. Disfrutalo porque lo mereces. Descansá, respirá hondo y pará la bocha. Mirá a tu alrededor y agradecé cada segundo de tu vida tan hermosa, como vos nos enseñaste siempre. Miro al cielo y brindo por tenerte. Gracias por tanto, papito. Tu oido eterno, tu compa de labor, tu hija mayor y preferida. Valen".

Pero eso no fue todo, porque su otra hija, Bernarda, también se comunicó desde Barcelona para saludar a su papá. Y en un divertido diálogo padre e hija le dijo: "Esta semana es heavy con tu cumple y el Día del Padre. Lloraste en cámara más que Carmen Barbieri", le dijo entre risas la cocinera, de 22 años. "Estoy medio tarado. Extraño mucho a mis hijas. Se hacen las cancheras", rió él, conmovido.

Antes de terminar el programa, Iúdica se despidió con un agradecimiento a América: "He crecido muchísimo. Me dan un lugar muy importante". Y sopló las velitas rodeado por su mujer, Romina Propato y Salvador, su hijo menor.