Marcha atrás: hay que volver a pedir permiso para circular y endurecen controles para entrar a la Ciudad

El Presidente anunció la extensión de la cuarentena hasta el 7 de junio. Buscan evitar que se acelere el ritmo de los contagios

Marcha atrás: hay que volver a pedir permiso para circular y endurecen controles para entrar a la Ciudad

El presidente Alberto Fernández anunció esta noche que el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extenderá hasta el 7 de junio inclusive, al dar una conferencia de prensa en la residencia de Olivos.

El mandatario, que brindó una conferencia de prensa junto al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño, Hoarcio Rodríguez Larreta, reconoció que se "dará un paso hacia atrás", en un contexto en el que el Gobierno está preocupado por el crecimiento de los casos de contagio en el AMBA. 

Frente a ello, el Presidente sostuvo que caducarán los permisos para circular, los cuales habrá que volver a gestionarlos, y adelantó además que habrá controles más rígidos para poder ingresar a la Ciudad. 

"Se va a acotar el ingreso a la Ciudad de Buenos Aires. Van a caducar los permisos que tenían y deberán reinscribirse", dijo el mandatario. 

La medida, según detalló, "empieza a regir desde el próximo martes". 

"Todos los que tienen la autorización hoy sepan que ha caducado. El sistema les va a informar cómo van a tener que sacar el nuevo permiso, y el sistema también les va a a pedir datos adicionales para solicitar el permiso", agregó. 

Alberto Fernández decidió endurecer los controles en el AMBA ante el crecimiento de casos de coronavirus

Ciudad de Buenos Aires: más controles

En ese sentido, Rodríguez Larreta, alertó que "la evolución de datos del contagio en la Ciudad dio un salto muy grande, lo que implica un aumento significativo".  Acto seguido, también confirmó que se vendrán controles más rígidos en todos los accesos habilitados, para que solo ingresen trabajadores que se desempeñan en sectores esenciales y que se va a reempadronar a todos los que tienen permiso para circular.

"Se rabajará en fortalecer los controles en el transporte público, sólo para trabajadores de actividades esenciales" y "se reforzarán controles en 20 entradas entre la Capital y el conurbano", agregó.

Cabe destacar que el subsecretario de Transporte bonaerense, Alejo Supply, ya había anticipado que a partir del martes solo saldrán a la calle los trabajadores esenciales y para ellos se reformulará el sistema informático que emite los permisos de acuerdo a criterios que son analizados por funcionarios del gobierno nacional. "Los tres gobiernos coincidimos en la necesidad de reducir la cantidad de gente que circula por el AMBA", contó el funcionario.

"Tenemos que buscar las alternativas para que la gente circule menos. Estamos hablando de vida o muerte. Tenemos que armarnos de paciencia de vuelta", aseguró.

La situación en la Ciudad y el Gran Buenos Aires, especialmente en los barrios más vulnerables, es algo que preocupa y mucho a Alberto.

El Presidente considera esencial hacer foco en esos barrios pobres para mejorar su vida cotidiana y aplacar los efectos devastadores del COVID-19.

Las cifras que se manejan en Olivos aseguran que la pandemia se hizo fuerte en las villas de emergencia y que se trata de un profundo foco de contagio que aún no alcanzó su pico de curva más alto.

Alberto extendió la cuarentena hasta el 6 de junio y dispuso un endurecimiento en el AMBA 

"El mayor conflicto es Ciudad y conurbano" 

Al analizar cómo evoluciona la curva de contagios, Fernández dijo que "hemos logrado resultados interesantes" con el aislamiento social y obligatorio pero que "el lugar de mayor conflicto es Ciudad y conurbano bonaerense". "El virus entró a los barrios populares donde mayor concentración de gente existe", reconoció.

"En el Amba el virus está circulando por las calles, En lo posible mantenganse en sus casas", dijo el mandatario, quien agregó que pese a todo "se ha recuperado la actividad económica por encima del 80 por ciento en gran parte del país". 

El Presidente remarcó que "la duplicación del virus se da cada 33 días sin contar el AMBA, que por su densidad trastorna todo". De esa manera, se refirió "al grado de concentración del problema que tenemos en esta zona".

Fernández afirmó que "ahora la concentración del conflicto", en relación a la propagación del coronavirus, "se da en los barrios populares", por eso se "concentrará la atención en esos barrios, donde vive mucha gente en poco espacio".

"El vecino ve que el virus golpea la puerta de su casa. Quiero que estén tranquilos", dijo el mandatario.

A su turno, el gobernador Kicillof remarcó hoy que "la cuarentena salvó vidas" en el país y rechazó "los ataques" al aislamiento social, preventivo y obligatorio establecido desde el 20 de marzo pasado y prorrogado esta noche hasta el 7 de junio inclusive por el presidente Alberto Fernández.

"¿Quién se puede enamorar de la cuarentena? Vinimos a poner en marcha la provincia y de pie la Argentina", dijo el mandatario de la provincia de Buenos Aires. 

Fernández y Rodríguez Larreta buscan que circule menos gente en la calle

Más de dos meses de cuarentena

La cuarentena fue dispuesta el 20 de marzo y se renovó el 31 de marzo, el 12 de abril, el 27 de abril, y la última vez el 11 de mayo, hasta mañana, domingo 24 de este mes.

Las fases de la cuarentena según el tiempo de duplicación de los casos en cada distrito son: en la Fase 1 el tiempo de duplicación de los casos se registró en menos de 15 días; en la Fase 2, de 5 a 15 días; en la Fase 3, de 15 a 25 días; en la Fase 4, más de 25 días; y en la Fase 5, de nueva normalidad, no deben registrarse contagios.

En esa primera fase de la cuarentena, los supermercados y farmacias abrieron en horarios reducidos, y la sugerencia para la población fue que las salidas solo se realicen en esos locales de cercanía, para evitar la aglomeración masiva de personas.

En ese contexto, las calles de pueblos y ciudades quedaron vacías y las medidas de prevención fueron el lavado frecuente de manos, el uso de alcohol en gel y la desinfección de los productos que ingresaban a los hogares.

En la Fase 2, de aislamiento administrativo de la cuarentena, la movilidad de la población pasó del 10 al 25 por ciento, se realizaron nuevas autorizaciones para reanudar actividades, y se dispuso como obligatorio para salir a la calle el uso de tapa nariz y boca, a modo de barbijo, medida dispuesta de manera progresiva en los diferentes distritos del país como nueva forma de protección que se sumó a las que ya regían desde el inicio del aislamiento.

A mediados de abril se dispuso la Fase 3, de segmentación geográfica, en la que se permitió hasta el 50 por ciento de movilidad de las personas y hubo nuevas autorizaciones para reiniciar actividades.

El 10 de mayo, el Gobierno resolvió que la Ciudad y provincia de Buenos Aires permanecieran en Fase 3 a raíz del número de casos que registran y sus autoridades permitieron a los niños acompañar a sus padres en salidas breves el fin de semana.

Esa decisión fue anunciada dos días antes, cuando el Presidente en conferencia de prensa comunicó la nueva prórroga de la cuarentena hasta el domingo 24 de este mes y sostuvo que la permanencia del AMBA en la Fase 3 de la cuarentena "no es un avance ni un retroceso, sino trabajar con seriedad, dado que el objetivo no se pudo alcanzar".

El jefe de Estado destacó en esa oportunidad que en el análisis del total del país los contagios de coronavirus se duplican cada 25,1 días, pero advirtió que la región del AMBA todavía está lejos de ese objetivo porque concentra el 86,2 por ciento del total de casos y es donde se duplican los contagios cada 18,8 días.

El 10 de mayo, sin embargo, varios distritos del país en los que el tiempo de duplicación de los casos fue de más de 25 días, pasaron a la Fase 4 de la cuarentena, por lo que se permitieron reanudar actividades y la movilidad de la población pasó al 75 por ciento en esos lugares.