Los incendios son ya los terceros más mortíferos de la historia de California

Los investigadores descubrieron 14 cuerpos más este sábado.

Los incendios son ya los terceros más mortíferos de la historia de California

Al menos 25 personas han muerto en los incendios forestales registrados en los últimos días en California (EE.UU.), informa The Washington Post, citando a las autoridades locales. Según reporta AP, estos incendios se han convertido en los terceros más mortiferos de la historia del estado.

El sheriff del condado de Butte ha reportado que los investigadores descubrieron 14 cuerpos más este sábado, tres días después de que estalló el incendio. Él dice que algunas de las víctimas fueron encontradas en autos y en casas.

Reuters

Más de 250.000 personas han recibido la orden de evacuación en una amplia zona cerca de la capital del estado, Sacramento, y en el sur de California, concretamente en la ciudad turística de Malibú.

Reuters

Actualmente, los bomberos están combatiendo los incendios en ambos extremos de California, pero hay pocas esperanzas de contener las llamas a corto plazo.

El gobernador electo, Gavin Newsom, ha declarado el estado de emergencia en la zona para brindar asistencia a las áreas más afectadas del territorio.

Reuters

Impulsado por los fuertes vientos, hasta el momento el incendio denominado como Camp Fire ha calcinado unas 68.000 hectáreas y solo un 20 % del mismo se encuentra bajo control, reportaba este sábado el Departamento de Bosques y Protección contra Incendios de California. Hasta el momento, tres bomberos de los 3.200 desplegados han resultado heridos.

El presidente de EE.UU. Donald Trump ha descrito en su cuenta de Twitter como "catastróficos" los daños provocados por los incendios.

El incendió forestal más mortífero hasta ahora, el cionocido como Griffith Park Fire, golpeó el estado de California en octubre de 1933 cobrándose 29 vidas de habitantes del condado de Los Angeles. En virulencia le siguió el llamado Tunnel, cuyas llamas acabaron con la vida de 25 personas en el condado de Alameda.

Reuters