Llegó la hora del periodismo independiente en Mendoza

Christian Sanz

Llegó la hora del periodismo independiente en Mendoza

Tienen que estar bien locos. Llamarme a mí, justo a mí, para que dirija un grupo de medios de Mendoza.

Apostamos a hacer buen periodismo, algo que creemos que falta en la provincia”, me dijeron.

Ok”, respondí brevemente. Y les pedí una sola condición: “Trabajar con independencia”.

Se rieron, sin responderme. Como si la independencia fuera algo implícito.

Insistí: “Necesito que me den total independencia. Si quieren el mejor medio de Mendoza deberán regalarme esa condición”.

Ya no rieron. Entendieron que mi pedido iba en serio. “Sí, obvio. Tenés toda la independencia que quieras”, puntualizaron.

Entonces acepté. Me convertí en el director periodístico de un grupo de radios y un diario digital que ya empiezan a dar qué hablar.

A diferencia de otros medios de la provincia, no necesitan de la pauta del gobierno. Ello permite la independencia que uno pretende.

No es un capricho: el periodismo debe ser independiente. Sino no es periodismo. A su vez, el hecho de contar lo que nadie más puede contar les permitirá a los accionistas de estos medios llegar al lugar al que pretenden llegar.

Si son inteligentes, seguirán en esa senda. Que es la senda del éxito. La que todos abandonan por algo tan poco significativo como la pauta. Matan al periodismo por nada.

Por eso Mendoza está como está. Porque los escándalos se tapan, sin solución de continuidad.

Como si no existieran los hechos de corrupción, los sobreprecios y otros desaguisados locales.

Pero es peor que ello: en Mendoza ni siquiera se publican encuestas que pudieran reflejar la imagen del gobernador en declive. Porque todos temen perder la bendita pauta.

Por eso celebro la llegada de MTN Digital y Radio News 92.5. Son la señal de largada de algo bueno.

Del periodismo honesto, que no tiene banderas políticas y ya lo ha demostrado con creces, “castigando” a todos por igual.

Y agradezco que me hayan elegido para conducir esta “nave”. Justo a un loco como yo, que ama el periodismo de investigación.

Ese es justo el camino que estamos tomando, el que he decidido imprimir a ambos medios. Para que todo cambie de una vez y por todas.

Como Mendoza lo merece...