La oposición salió al cruce de Alberto Fernández por sus dichos y lo definió como un “barrabrava”

Los principales referentes del radicalismo, como Negri y Cornejo, criticaron los exabruptos del Presidente. También hubo cuestionamientos de otros dirigentes de Juntos por el Cambio.

La oposición salió al cruce de Alberto Fernández por sus dichos y lo definió como un “barrabrava”

"Imbéciles" y "miserables". El día después de anunciar medidas contra la segunda ola de coronavirus, los exabruptos en forma de bomba del presidente Alberto Fernández explotaron casi en simultáneo y los principales referentes de la oposición salieron al cruce. "Barrabrava" y "penoso", fueron algunos de los calificativos que se utilizaron para repudiar al Jefe de Estado, principalmente de referentes de Juntos por el Cambio.

Uno de los primeros que recogió el guante fue Alfredo Cornejo, titular de la UCR, quien habló de una actitud "penosa para el país" y de "falta de autoridad" respecto a los dichos presidenciales.

"Viniendo de la máxima autoridad, es penoso para este país. Pero no solo el calificativo, las agresiones, la no aceptación de las críticas, sino la falta de autoridad en la que ha caído por menospreciar la palabra y no ser riguroso en los datos", dijo el mendocino.

"La autoridad no solo la da el cargo y la posibilidad de firmar decretos y enviar leyes al Congreso, sino el prestigio y la legitimidad del ejercicio de esa autoridad y el Presidente la va perdiendo todo el tiempo", aseguró Cornejo en diálogo con radio Rivadavia.

Críticas al anuncio de Alberto Fernández.

Críticas al anuncio de Alberto Fernández.

No fue el único referentes del radicalismo que salió a cuestionarlo. El diputado Mario Negri fue aún más duro y lo trató de "barrabrava". En declaraciones a CNN Radio, remarcó que "no podemos tener un presidente que se convierta en barrabrava". En Twitter, el cordobés fue más allá: "Si hay una segunda ola no hay que repetir errores de 2020. Desde JxC hemos dicho que hay que ser cuidadosos y equilibrados con las restricciones. Alberto Fernández debería dar confianza, no gritar".

También desde su cuenta de Twitter, el ex ministro de Salud Adolfo Rubinstein cuestionó también las medidas anunciadas por el Gobierno y pidió evitar las chicanas.

"En todo este mar de incertidumbre y preocupación no hay lugar para chicanas, sobre todo cuando la gestión de la pandemia fracasó estrepitosamente. Si el gobierno no deja de buscar culpables y se pone a gobernar de manera constructiva, no tendremos mejores resultados que los de 2020", enfatizó.

Miguel Ángel Pichetto coincidió con Rubinstein en cuanto a las restricciones anunciadas por el mandatario en conferencia. Calificó como "tremendamente nocivas" a las medidas contra la actividad económica y sentenció: "Van a liquidar al país con las restricciones".

Por su parte, Fernando Iglesias también le dedicó un tuit al presidente: "No testearon. No tuvieron plan sanitario, económico, ni de vacunación. Prometieron 10 millones vacunados en diciembre y no llegaron ni a la mitad. Se vacunaron ellos antes que el personal de salud. Pero la culpa la tienen la oposición y los argentinos".

No testearon. No tuvieron plan sanitario, económico, ni de vacunación. Prometieron 10 millones vacunados en diciembre y no llegaron ni a la mitad. Se vacunaron ellos antes que el personal de salud. Pero la culpa la tienen la oposición y los argentinos#ElPeorGobiernoDeLaHistoria pic.twitter.com/SLeIRkwUAr

— Fernando A. Iglesias (@FerIglesias) April 8, 2021

Aunque el diputado fue más allá, y con ironía en relación a quienes desde la oposición mantienen diálogo con el kirchnerismo, agregó: "Atención. Este es un mensaje a todos los que chatean con Máximo. Por favor, pídanle que la corten con la campaña de intimidaciones, agresiones y amenazas que estamos sufriendo los diputados de la oposición. Muchas gracias”.

Horas antes, el diputado radical Facundo Suarez Lastra había sido crítico con el discurso de Fernández en Twitter: "Pide que se abandone la politiquería, pero al toque dice que encontraron un sistema de salud abandonado. La soberbia, el sectarismo y la mentira lo pueden".

También habló el dirigente de la Coalición Cívica, Juan Manuel López, quien lamentó los dichos de Alberto Fernández. “Qué triste y peligroso ver un Presidente tan débil institucional y emocionalmente”, expresó.

No se expresaron sobre las declaraciones del Presidente, al menos hasta el cierre de esta edición, varias de las principales espadas de Juntos por el Cambio, como su antecesor Mauricio Macri, Elisa Carrió, Patricia Bullrich o María Eugenia Vidal. Tampoco lo hizo Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gobierno porteño.

En el comunicado que Juntos por el Cambio había publicado, y al que aludió Fernández de manera indirecta, los principales dirigentes del espacio opositor habían sostenido tras una reunión que mantuvieron en Palermo: "Estamos convencidos de que debemos defender la mayor normalidad posible, que implica garantizar el derecho a la educación, el trabajo y el ejercicio de las libertades fundamentales”.