La Policía de Rusia reprimió una manifestación pacífica y detuvo a un centenar de personas en Moscú

El líder opositor Alexey Navalny está entre los retenidos por la policía. Los manifestantes protestaban en la contra la impunidad y la corrupción un día después de la liberación del periodista Ivan Golunov, arrestado con pruebas falsas y luego liberado

La Policía de Rusia reprimió una manifestación pacífica y detuvo a un centenar de personas en Moscú

Casi 100 personas fueron detenidas este miércoles durante una marcha pacífica por el centro de Moscú contra la impunidad y la corrupción, tras la detención del periodista Ivan Golunov, dijo la oenegé OVD Info.

Entre los hasta el momento 94 arrestados figura el líder opositor Alexey Navalny, según informó su  portavoz Kira Yarmysh en Twitter

Navalny y sus colaboradores han sido detenidos numerosas veces por manifestar en contra del gobierno de Vladimir Putin. La última vez fue en 2018, cuando el activista pasó 30 días en la cárcel.

El líder opositora Alexey Navalny, nuevamente arrestado (Reuters)
El líder opositora Alexey Navalny, nuevamente arrestado (Reuters)

El mitin no autorizado fue convocado inicialmente para presionar por la libertad de Golunov, quien fue arrestado la semana pasada por cargos falsos vinculados a la venta de drogas.

Pero tras su liberación el martes a última hora la manifestación se transformó en una protesta contra la corrupción y la impunidad, solicitando un castigo para los policías que fabricaron las pruebas.

En Rusia las manifestaciones deben obtener autorización previa de las autoridades, que destinan áreas específicas para su realización y fuerzas de seguridad para su monitorio, o son consideradas ilegales.

Hasta el momento se han reportado 94 manifestantes arrestados (Reuters)
Hasta el momento se han reportado 94 manifestantes arrestados (Reuters)

Los movimientos opositores critican esta práctica ya que, además de constituir una limitación del derecho a la protesta, el gobierno suele otorgarles un espacio muy limitado y en áreas aisladas de la ciudad.

Por esta razón los manifestantes habían pedido que la negociación con las autoridades para coordinar el lugar y fecha de la protesta se hiciera en público y ante las cámaras de televisión, lo que fue negado.

Golunov, un periodista de 36 años conocido por sus investigaciones sobre corrupción en el gobierno de la ciudad de Moscú, había sido detenido el jueves y acusado formalmente de tráfico de drogas, lo cual desde un principio negó.

Las manifestaciones en Rusia requieren de aprobación estatal o son consideradas ilegales (Reuters)
Las manifestaciones en Rusia requieren de aprobación estatal o son consideradas ilegales (Reuters)

Su liberación tras conocerse la falsedad de la acusación constituye una rara instancia para el gobierno ruso, que no suele dar marcha atrás. Pero se estima que la agitación de parte de los seguidores de Golunov, la reacción en la prensa local y la presión internacional tuvieron una fuerte influencia.

En efecto, el caso Golunov provocó una ola de solidaridad poco común en la sociedad rusa, con apoyo desde periódicos independientes hasta medios de comunicación estatales, pasando por artistas e incluso algunos políticos de alto nivel.

Ivan Golunov, el periodista arrestado injustamente (Reuters)
Ivan Golunov, el periodista arrestado injustamente (Reuters)