Inflación: cerró el año en 36,1%, pero se aceleró a 4% en diciembre

Diciembre tuvo la inflación mensual más alta del año, con 4%

Sofía Diamante

Inflación: cerró el año en 36,1%, pero se aceleró a 4% en diciembre

Lo que parece ser una buena noticia en principio, deja más preocupaciones que motivos para festejar. La inflación anual de 2020 fue 36,1% y cayó más de 17 puntos porcentuales en relación con 2019, cuando había sido 53,8%. Sin embargo, esta dinámica se debió más a causas vinculadas a la pandemia, al congelamiento tarifario y al derrumbe de la actividad económica, que a políticas económicas eficientes que permitan una desaceleración de precios.

El dato de inflación de diciembre lo dice todo: con un alza de 4% promedio en los precios, se trató de la variación mensual más alta del año. Esto justifica, en parte, las proyecciones que hacen los analistas económicos para este año, quienes esperan una inflación más cercana al 50%, a diferencia del Ministerio de Economía, que estimó una suba de precios del 30% en el diseño del presupuesto.

Los analistas se basan en que este año habrá un rebote de la economía, luego del desplome de alrededor 10% del PBI de 2020. Además, preocupa el creciente gasto fiscal del Estado, que, a falta de recursos, se espera que se financie casi en su totalidad con emisión monetaria, lo que es combustible para la inflación.

También hay parte de inflación "reprimida" de 2020, luego de casi dos años de congelamiento de las tarifas de gas, luz y transporte. A ello se le suman los micro aumentos en las tarifas de telefonía, internet y prepagas, que si se le recomponen los ingresos, también presionarán sobre la inflación.

Diciembre tuvo la inflación mensual más alta del año, con 4%
Diciembre tuvo la inflación mensual más alta del año, con 4% Fuente: Archivo

Los rubros que más subieron en 2020 fueron: prendas de vestir y calzado (60%); recreación y cultura (48%); alimentos y bebidas no alcohólicas (42,1%); equipamiento y mantenimiento del hogar (37,7%), y restaurantes y hoteles (36,3%).

Por debajo del promedio, estuvieron: transporte (34,2%); bebidas alcohólicas y tabaco (33,1%); salud (28,7%); bienes y servicios varios (26,7%); educación (20,1%); vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (17,6%), y comunicación (7,6%).

De hecho, el promedio general de inflación obedece a dos situación distintas cuando se lo analiza en detalle. Por un lado, los precios de los bienes aumentaron 43%, mientras que los servicios, que estuvieron más afectados por la cuarentena, se incrementaron 22,2%, casi la mitad.

"Esto responde a que el shock de oferta de la pandemia/cuarentena afectó a los servicios privados y también propició la continuidad del congelamiento de tarifas de los servicios públicos", explicaron en la consultora Ecolatina.

El ministro Guzmán dijo hoy más temprano que sería un "error extrapolar" el incremento de la inflación en el tercer trimestre de año pasado para 2021. "Nosotros hemos planteado un esquema macro integral en el que se busca que la inflación siga reduciéndose, aproximadamente alrededor de cinco puntos porcentuales por año, de una forma consistente", dijo desde Entre Ríos, en donde brindó una charla en una universidad y se reunió con el gobernador Gustavo Bordet.

Sin embargo, los consultores económicos no coinciden con el ministro. "Para que la inflación sea muy distinta al último trimestre, hay que explicar qué se hará distinto", dice Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, que indica que cuando la economía empezó a normalizarse, los precios volvieron a subir.

"Ya hay un excedente de pesos, lo que decimos 'resaca monetaria', y para 2021 se espera una emisión significativa. También están restringiendo la cuenta corriente para los importadores, con lo cual parte de la brecha cambiaria se empieza a colar en los precios. Para que baje la inflación, se debería esterilizar más, estableciendo una tasa de interés más alta, y tener una política fiscal mucho más prudente, porque tampoco el Central puede esterilizar todo. Ninguna de las dos cosas se ve que vayan a suceder", agregó el economista.

Por: Sofía Diamante