Incendios en Córdoba: Las llamas rodearon una reserva de pumas y monos carayá

Los bomberos de Córdoba siguen combatiendo los incendios forestales mientras esperan nuevas lluvias para mañana

Incendios en Córdoba: Las llamas rodearon una reserva de pumas y monos carayá

CÓRDOBA.- Con un calor sofocante, que alcanzó hoy los 39,9 grados, y viento norte fuerte, el incendio en la zona norte del Valle de Punilla en Córdoba sigue complicado: en la reserva del Proyecto Carayá, a 11 kilómetros de La Cumbre, se evacuaron los diez pumas que viven allí. En su bosque también habitan 170 monos.

Las llamas están a un kilómetro del lugar, pero el denso humo ya ingresó, dijo a LA NACION Alejandra Juárez, responsable de la reserva. "Rogamos que el fuego no entre al bosque de los monos", sintetizó. El foco en el norte de Punilla recomenzó el jueves pasado poco después de que dejara de llover y desde entonces los bomberos luchan contra él. El viernes, desde la reserva pidieron voluntarios para cortar el pastizal cercano e impedir que avance el fuego.

Los bomberos siguen combatiendo los incendios forestales, mientras que se esperan las lluvias previstas para mañana. El director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, explicó que el frente del foco, que es de unos 20 kilómetros, empezó en la jurisdicción de Los Cocos y fue avanzando en sentido norte-sur hacia la zona de Las Antenas, de Cruz Chica, Cruz Grande, Estancia Carapé y Tiu Mayu.

"El flanco este quema combustible fino, mientras que en el oeste encontramos ya bosque nativo, con zonas de difícil acceso para los infantes -dijo-. Trabajan más de 20 bomberos voluntarios, más personal de Defensa Civil, del Plan Provincial de Defensa del Fuego y Gestión de Riesgo. En el aeroclub de La Cumbre operaron ocho aviones hidrantes".

Sin visitas

Hace unos días Juárez contó que el fuego "venía rodeando" a la reserva en las cercanías y que el problema más grande que enfrentaban era la necesidad de alimentos.Sin visitas por la cuarentena, no tienen recursos para su compra por lo que pedían donaciones en dinero pero también de alimentos.

María del Rosario Ahumada, veterinaria del zoológico natural Tatu Carreta, que colabora con la atención y reubicación de los animales afectados por el fuego, indicó a LA NACION que los pumas fueron "evacuados dentro del mismo campo, llevados a una zona más protegida ya que el fuego pasó cerca de las jaulas donde estaban".

Concha sostuvo que, por el momento, no hay riesgo de interfase (que las llamas se acerquen a las viviendas), pero el calor y vientos del norte a 35km/h complican la situación. "Hay que continuar trabajando con un fuego de un perímetro muy extenso", enfatizó.

Por prevención se evacuaron a unas familias y se armó un operativo con efectivos policiales de la departamental Punilla por si es necesario un desplazamiento mayor.