Hallaron el cuerpo de una joven desaparecida en Santa Fe y el principal sospechoso se suicidó

Agustina Imvinkelried fue vista por última vez a las seis de la mañana a la salida del boliche Teos, quienes difundieron esta imagen

Hallaron el cuerpo de una joven desaparecida en Santa Fe y el principal sospechoso se suicidó

El cuerpo de Agustina Imvinkelried, la joven de 17 años que había sido vista por última vez ayer en la puerta del boliche bailable Teos Disco, fue hallado hoy sobre la Ruta Provincial 6 en la localidad de Esperanza, a 40 kilómetro de Santa Fe. El principal sospechoso se suicidó.

La policía registró la zona con perros adiestrados y bomberos voluntarios y encontraron el cadáver de una mujer joven en una zanja al costado de un camino rural de la jurisdicción, tapado con ramas. Néstor Nagel, Bombero Voluntario de la regional de Esperanza, Santa Fe, confirmó que se trata del cuerpo de la menor en diálogo con el canal Todo Noticias.

El principal sospechoso era Pablo T. un hombre de 39 años, que la policía identificó gracias a las cámaras de seguridad, que lo captaron mientras hablaba con Agustina. Se investiga si se trata de un femicidio.

Cuando la policía se acercó a la vivienda del sospechoso en el barrio Unidos de Esperanza lo encontraron muerto.

Agustina Imvinkelried fue vista por última vez a las seis de la mañana a la salida del boliche Teos, quienes difundieron esta imagen
Agustina Imvinkelried fue vista por última vez a las seis de la mañana a la salida del boliche Teos, quienes difundieron esta imagen Crédito: Boliche Teos

Se habría suicidado con una soga. Ese hecho disparó varias hipótesis, entre las cuales se destaca la eventual participación del suicidado en la desaparición de la menor. En el allanamiento no encontraron pruebas ni rastros de la menor. Una vecina del barrio afirmó que el sospechoso trabajaba en la Municipalidad.

Los hechos se desencadenaron ayer, cuando la joven no volvió a comunicarse con sus amigas -con quienes se había comprometido a almorzar- ni con su familia. Su padre fue quien radicó la denuncia en sede policial, tras lo cual, por orden la jueza María Laura Urquiza, se inició la búsqueda.

Sus familiares habían llamado a su celular pero daba apagado y comenzó a ser buscada por familiares y amigos al mediodía. En horas de la tarde, tras radicar la denuncia, la policía comenzó a buscar a Agustina, sobre los datos que había aportado el GPS del teléfono.

Con la colaboración de José E. Bordón y Germán de los Santos