Gustavo Posse: Es intendente desde 1999 y cobra un sueldo de un millón de pesos mensuales

Para ser más exactos, son 982.370 pesos los que cobró en febrero último por parte de la municipalidad de San Isidro, ubicada en la zona norte del Gran Buenos Aires. Sindicado como uno de los barones del conurbano, gobierna su distrito desde hace más de veinte años. Su padre Melchor fue su predecesor, con dieciséis años ininterrumpidos.

Gustavo Posse: Es intendente desde 1999 y cobra un sueldo de un millón de pesos mensuales

“La dinastía Posee”, así denominan al mandato familiar, que va a alcanzar las cuatro décadas consecutivas gestionando San Isidro. Melchor Posee, progenitor del actual mandamás, incluso había llegado a ocupar ese cargo mucho antes: desde el 1 de mayo de 1958 hasta el 29 de marzo de 1962, mismo periodo que gobernó en la presidencia el radical Arturo Frondizi. Años más tarde, ya con la vuelta de la democracia en 1983, Melchor fue electo y reelecto jefe comunal por cuatro periodos sucesivos, hasta 1999. 

Su hijo, Gustavo Posse, hasta ese momento había ejercido como subsecretario de Coordinación, secretario de Desarrollo Comunitario y de Acción Social bajo las órdenes de su padre. Además, fue diputado de la provincia de Buenos Aires entre 1995 y 1999, siempre de filiación radical como Melchor. Pero, adicto a los empleados del estado, su padre le tenía reservado el sillón ejecutivo y, así, con 37 años, asumió como intendente bajo la representación de La Alianza, liderada en aquel entonces por el ex presidente Fernando De la Rúa.

Ni su propio padre, fallecido en el 2004, hubiese imaginado semejante perpetración en el poder de su hijo, quien está transitando su sexto mandato integrante Juntos por el Cambio, camino a los 24 años seguidos de gobierno en San Isidro. 

Y, obviamente, vivir del estado tiene sus privilegios: utilizando su último sueldo de casi un millón de pesos como ingreso actual de referencia (982.370), podríamos decir que el mandamás lleva acumulados unos 236.751.170 pesos en sueldos en valores actuales: una fortuna realmente descomunal. (www.REALPOLITIK.com.ar)