Gobierno no usará la fuerza contra policías que bloquean el aeropuerto de la CDMX, aseguró Durazo

Los uniformados obstaculizan el acceso a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, cientos de viajeros tiene que llegar caminando

Gobierno no usará la fuerza contra policías que bloquean el aeropuerto de la CDMX, aseguró Durazo

Elementos de la Policía Federal que rechazan su incorporación a la Guardia Nacional obstaculizan el acceso al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en protesta por la falta de acuerdos con el gobierno federal sobre la creación del nuevo cuerpo de seguridad.

Los inconformes bloquean desde mediodía Circuito Interior, frente a la Terminal 1, lo que dificulta el acceso a cientos de viajeros que se disponen a viajar por el fin de semana largo con motivo de los festejos patrios.

De acuerdo con sus voceros, los federales buscan que el  gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador firme un acuerdo para entregarles su indemnización.

La fila de autos que intentan llegar a la terminal aérea mide varios kilómetros, por lo que se recomienda a los pasajeros llegar a través del Sistema de Transporte Colectivo Metro.

Las alternativas viales son: Avenida Oceanía, avenida 661, avenida 602, Eje 1 Norte y Anillo Periférico.

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) pidió a los inconformes no afectar la circulación con sus protestas, sin embargo, señalaron que la mantendrán hasta que se cumplan sus demandas. 

"Exhortamos a los policías federales inconformes a que no afecten a la ciudadanía con sus protestas. La manifestación de un grupo no puede estar por encima de la libre circulación de la población".

"Luchamos contra lo más pesado del narcotráfico y nunca nos rajamos, a pesar de que muchos compañeros cayeron, fueron descuatrizados, lo único que queremos es retirarnos dignamente", dijo uno de los policías a medios de comunicación nacionales.

Docenas de pasajeros han tenido que caminar kilómetros para no perder sus vuelos (Foto Twitter @CarlosLoret)
Docenas de pasajeros han tenido que caminar kilómetros para no perder sus vuelos (Foto Twitter @CarlosLoret)

Las protestas de los policías federales iniciaron en el mes de julio, cuando rechazaron su incorporación al nuevo cuerpo de seguridad, al considerar que no se les había pedido su opinión para ser trasladados, además de que no se respetaban sus derechos laborales.

En un amplio pliego petitorio, los federales demandaron respeto a su dignidad, antigüedad laboral y sus prestaciones a las prestaciones. Devolución de la operatividad de 9 mil 800 pesos, cada 25 días laborados.

Rechazo a la evaluación por parte de personal militar porque desconocen la función policial: "No seremos evaluados y pasaremos en automático a la Guardia Nacional y el mando saldrá de las filas de la Policía Federal sin parentesco con la escala de mandos".

"La #SSPC permanece abierta al diálogo con los policías federales inconformes con la transición voluntaria a la Guardia Nacional. Ningún elemento de la corporación será cesado. Cuentan con once opciones laborales para cambiar de adscripción y alternativas", señaló por su parte la Secretaría de Seguridad.

La fila de autos alcanza varios kilómetros (Foto: @Normita_23)
La fila de autos alcanza varios kilómetros (Foto: @Normita_23)

"Desde el pasado 30 de agosto, por conducto del subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja, se ha mantenido abierto el diálogo con los elementos inconformes por su transferencia a la Guardia Nacional. Se han planteado las diversas opciones laborales con las mejores condiciones para las partes involucradas en un ambiente constructivo y de respeto", agregó en un comunicado.

Las negociaciones entre una comisión de los inconformes y representantes del gobierno federal no han dado resultado después de horas.

Los uniformados indicaron que retirarán el bloqueo hasta que el gobierno federal firme su acuerdo de indemnización.

Leer: Aún sin arreglo: el conflicto de la Policía Federal por su incorporación a la Guardia Nacional

En un mensaje en video, el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, aseguró que el gobierno no usará la fuerza para reprimir a los policías que están en el bloqueo.

"No caeremos en provocaciones que demandan el uso de la fuerza pública para controlar expresiones sociales. Llamamos a estos policías inconformes a que continuemos el diálogo para que construyamos juntos una solución", dijo.

Afirmó que se trata de un pequeño grupo no representativo y aseguró que en ningún caso van a perder derechos ni prestaciones.

"Conservarán su sueldo y si su decisión es no pasar a la Guardia Nacional, la respetamos, pero, para ellos les ofrecemos hasta 10 opciones", que van desde incorporarse a protección civil hasta el sistema penitenciario.

"Como puede  ver las opciones son múltiples y variadas, si realmente un policía con vocación no encuentra en esto una opción que lo satisfaga es porque realmente ha decidido no darse por satisfecho".

Información en desarrollo