Estudiantes-Aldosivi, por la Copa Liga Profesional: el Pincha volvió a perder y sigue último en la Zona 5

Estudiantes de La Plata tuvo un buen primer tiempo, pero después del gol de Aldosivi se derrumbó

Máximo Randrup

Estudiantes-Aldosivi, por la Copa Liga Profesional: el Pincha volvió a perder y sigue último en la Zona 5

LA PLATA.- Aldosivi hizo lo que debía: aprovecharse del equipo del que todos se aprovechan. Le ganó 1-0 a Estudiantes con tanto de Emanuel Iñiguez y se entusiasma con clasificarse en la Zona 5 de la Copa Liga Profesional. ¿Cómo no se va a ilusionar si suma 7 unidades de 12 en juego? No le sobra nada, es cierto. Sin embargo, se las ingenia como pocos. Está vivo y le dará pelea a San Lorenzo (7 pts.) y Argentinos (4), quienes se enfrentan esta noche. El equipo de Leandro Desábato volvió a perder, sigue último y encima tampoco marcó goles en sus cuatro encuentros disputados.

Durante el primer tiempo mostraron caras opuestas: un Pincha incisivo, aunque sin precisión en la definición; un Tiburón bastante contenido, pero contundente.

En esa etapa inicial, Estudiantes no resultó inofensivo. Toda una novedad en este torneo. Logró despegarse de lo previsible, de la monotonía. Se despertó. Los destellos de Darío Sarmiento, Lucas Rodríguez y Diego García representaron un problema de consideración para Aldosivi. Lo que no ofreció el conjunto de Desábato fue eficacia, una falencia que se mantiene. El Pincha es el único equipo del certamen que no gritó siquiera un gol

El gol de Iñíguez

Al equipo marplatense le sucedió lo contrario: fabricó un par de oportunidades y eso le bastó para ponerse en ventaja. Avisó Federico Andrada, quien desperdició un mano a mano, y en la última acción antes del descanso llegó el 1-0 (centro del propio Andrada y cabezazo impecable de Iñiguez). Injusto por el trámite. Coherente si se analizan los presentes de cada uno.

La segunda parte fue diferente. Estudiantes perdió inventiva. Se desinfló. El Tiburón, en cambio, se asentó. Cómodo con el resultado y consciente de las limitaciones de su rival, Aldosivi solo necesitó conservar el orden. Esa característica fue suficiente. Es tan flojo lo del Pincha en la actualidad que sus adversarios le ganan con poco. No se necesita casi nada: una pizca de inteligencia alcanza.

Estudiantes de La Plata tuvo un buen primer tiempo, pero después del gol de Aldosivi se derrumbó
Estudiantes de La Plata tuvo un buen primer tiempo, pero después del gol de Aldosivi se derrumbó Crédito: Dolores Ripoll / POOL ARGRA

¿No generó nada el local en el segundo tiempo? Sí, alguna tuvo. La más clara, un remate desde adentro del área; la generó el lateral Leonardo Godoy, todo un síntoma de lo pobre que es la ofensiva de Estudiantes. ¿Qué pasó en esa jugada? Atajó Luciano Pocrnjic. El arquero visitante es una de las claves para explicar por qué Aldosivi se quedó con los tres puntos. Una muralla cuando lo exigieron. Solvencia en todo momento y tres muy buenas respuestas.

El Tiburón se vistió de revelación. En la previa todo parecía complejo. Le tocó compartir zona con San Lorenzo, el difícil Argentinos Juniors de Diego Dabove y el Pincha que tenía a Javier Mascherano. Hoy todo es esperanza: suma 7 puntos y la clasificación asoma como un objetivo posible.

Lo del conjunto platense es bien distinto. El club crece en lo institucional y se desmorona en el plano deportivo. Es débil y vulnerable. Todo lo contrario a lo que indica su historia. Una historia de dignidades. Su idiosincrasia es levantarse ante las adversidades, su presente es caerse ante la primera adversidad. Como si no le doliese perder. Una actualidad triste.

Así están. Aldosivi sueña, Estudiantes no despierta de la pesadilla.

Por: Máximo Randrup