España rectifica al gobernador de Buenos Aires por decir que Barcelona está en cuarentena

España rectifica al gobernador de Buenos Aires por decir que Barcelona está en cuarentena

La embajada de España en Argentina rectificó al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Áxel Kicillof, por decir que Barcelona está en “cuarentena estricta” durante una comparecencia televisada junto al presidente Alberto Fernández. Las autoridades argentinas volvieron a meter la pata en su empeño por compararse con otros países.

“La embajada de España quisiera aclarar que, desde que el 21 de junio se levantó el estado de alarma, ni Barcelona ni ninguna otra parte del territorio español están en cuarentena, ni estricta ni de ninguna clase”, indicó el embajador Javier Sandomingo en un comunicado difundido tras el revuelo generado por el error de Kicillof, un kirchnerista que gobierna la provincia más grande y poblada de Argentina. “Están en vigor algunas medidas restrictivas parciales en algunos lugares en los que recientemente se han registrado brotes puntuales de nuevos contagios, sin que en ninguno de ellos se haya decretado cuarentena de ninguna clase”, agrega la nota. Al cierre de esta edición, ni la alcaldesa Ada Colau ni el Ayuntamiento de Barcelona habían corregido al gobernador Kicillof.

El error del gobernador de Buenos Aires se suma a otros deslices similares de las autoridades argentinas

“España, nuevas regiones, particularmente País Vasco, Catalunya; en este momento con cuarentena estricta en Barcelona”, dijo Kicillof el viernes, al anunciar junto a Fernández otra prórroga de quince días de la cuarentena que comenzó el 20 de marzo. El gobernador peronista citó también a EE.UU., Israel, Australia, Alemania o China, como ejemplos de países que están “volviendo para atrás”. “Digo esto porque hay quienes venden que la pandemia ya pasó, que es un tema argentino”, añadió, justificando la extensión de la cuarentena en el área metropolitana de Buenos Aires, principal foco de contagios.

El confinamiento se ha ido relajando legalmente y también en la práctica debido al cansancio de la población. Sin embargo, el Gobierno peronista de Fernández enfrenta críticas de la ciudadanía, la oposición y sectores empresariales, a pesar de que la única solución para evitar la propagación del virus es la cuarentena, que ha sido muy efectiva y ha salvado muchas vidas, si se compara con el desastre de otros países latinoamericanos, como Brasil, Chile, Perú o Ecuador.

En casi todas las comparecencias anteriores para prorrogar el confinamiento, el presidente cometió errores e inexactitudes al comparar su gestión de la pandemia con la de otros países. Hace quince días, una referencia a Euskadi provocó la protesta del Gobierno vasco cuando Fernández aseguró que en el País Vasco “se vio saturada la capacidad de atención en los sanatorios y lamentablemente hubo que elegir quién se salvaba y quién se moría”. El mandatario ya generó incidentes similares con Suecia o Chile.