España: el endeudamiento llegó al 117% del PBI y es el más alto de los últimos 100 años

A partir de los últimos datos publicados por el Banco de España, la Unión Europea ha situado al país en el grupo de alto riesgo, previendo una deuda del 141% del PBI para 2031.

La Derecha Diario

España: el endeudamiento llegó al 117% del PBI y es el más alto de los últimos 100 años

El miércoles pasado el Banco de España publicó los últimos datos con respecto a la deuda del país europeo, señalando que alcanzó el 117% respecto de su PBI (Producto Bruto Interno), el dato más alto desde 1902. 

A su vez, el banco europeo informó que durante el 2020 la deuda creció 21% con respecto al PBI, una cifra que supera con creces las de las crisis anteriores, tanto las del 2009, cuando creció 14%, como la de 2012, cuando la deuda se incrementó en un 16%. 

Este sorprendente aumento del endeudamiento español se debe principalmente a dos factores. En primer lugar, el Gobierno español se endeudó por 122.000 millones de euros, lo que representa la tercera petición de deuda más alta de la historia del país. 

Por otro lado, el PBI se ha desplomado un 11% a lo largo del 2020 debido a la pandemia, lo que hace que la deuda represente un mayor porcentaje relativamente. Con respecto a la toma de deuda, fue un intento por parte del Gobierno para reducir el impacto que causaron la crisis y la recesión sobre la población española, sin resultados positivos

De esta manera, Pedro Sánchez aumentó el gasto social un 17,1% con respecto al 2019, una cifra abultada. Consecuentemente, este aumento del gasto público significó una fuerte crecida del déficit fiscal durante el 2020, convirtiéndose en uno de los más altos de Europa. 

Si bien aún no se han publicado las cifras oficiales, los especialistas prevén que el déficit fiscal español rondará el 11% del PBI. A pesar de esta situación, un aspecto que suaviza las tensiones en España es el achicamiento del costo financiero que deberá asumir el Gobierno por el endeudamiento. 

Esto se debe a las políticas de la FED (Reserva Federal de los Estados Unidos) y el BCE (Banco Central Europeo), los cuales han generado un contexto de gran liquidez mediante una inédita expansión monetaria

Esta situación favorece a España, ya que el BCE ha comprado en el mercado secundario el equivalente a toda la emisión de deuda del año pasado. Esto explica la baja en los intereses de deuda, que hoy en día se sitúan en 26.000 millones de euros, cuando hace ocho años se situaban en 35.000 millones. 

Los intereses de deuda que España pagó durante el 2020 se vieron disminuidos en un 11,9% con respecto al 2019. Sin embargo, desde la Unión Europea se han mostrado preocupados por la evolución de la deuda española. 

Concretamente, desde su sede en Bruselas han informado que, debido a su deuda pública, España se encuentra en los países de alto riesgo y pronostican una deuda del 141% del PBI para 2031

Los especialistas aseguran que los estímulos monetarios de la FED y el BCE han servido para mantener a flote a las economías más importantes del mundo, pero existe gran incertidumbre acerca de lo que sucederá cuando la liquidez global se reduzca y las economías deban volver a sostenerse por sí mismas.