En el macrismo admiten el acuerdo de Aysa con Boca, pero dicen que nunca se pagó

Massa reveló que la empresa pagaba $ 3 millones por mes al club "para invitar a periodistas a la cancha". En el macrismo dicen que la cifra era anual.

En el macrismo admiten el acuerdo de Aysa con Boca, pero dicen que nunca se pagó

Sergio Massa reveló que durante el gobierno de Mauricio Macri la empresa estatal Aysa le pagaba 3,2 millones de pesos a Boca Juniors, conducido hasta diciembre por Daniel "Tano" Angelici, para "invitar a periodistas a la cancha".

Los dichos del presidente de la Cámara de Diputados, esposo de la nueva titular de Aysa Malena Galmarini, generaron un gran revuelo y trajeron a la memoria el polémico acuerdo que durante el macrismo habría firmado el PAMI con Angelici por una supuesta cifra de de 37 millones, en su momento desmentida por la gestión del organismo.

"Una empresa como AySA, que se tendría que dedicar a poner caños de agua para la gente que no tiene agua, dar un buen servicio de agua y cloacas, le pagaba tres 3,2 millones de pesos por mes al club Boca Juniors para invitar a periodistas a la cancha", reveló Massa en C5N.

El tigrense también aseguró que el panorama en las empresas estatales es muy complejo por el desorden heredado del macrismo. En el caso de Aysa, Massa dijo que tiene 14 mil millones de pesos de déficit.

LPO se comunicó con allegados a la gestión de Aysa durante el macrismo, quienes admitieron la existencia del contrato con el club xeneize pero desmintieron la cifra expresada por Massa y dijeron que nunca se pagó. 

"Era un esquema de relacionamiento como tiene cualquier empresa con los clubes, como tienen los bancos o las empresas privadas", indicó la fuente, que agregó que también se negoció un contrato similar con River pero finalmente no prosperó.

La fuente aseguró a LPO que la cifra del contrato era de 3,2 pero anuales y no mensuales como dijo Massa. "No llegamos a pagarlo porque claramente no fue prioridad de la gestión en medio del estrés financiero y de cuidado de las cuentas públicas", indicó.

La polémica por el contrato entre Boca y Aysa se da en medio de las denuncias de la nueva gestión del club que asegura que las cuentas que heredaron son muy diferentes a las anunciadas por Angelici. El nuevo presidente Jorge Ameal reveló que en el último año Boca vendió futbolistas por 55 millones de dólares y sólo quedaron 5 millones en las cuentas. Además, se cobraron los adelantos de varios pases para sostener el superávit. La nueva gestión encargó una auditoría a la UBA.

Ameal se refirió hoy a la denuncia de Massa. "Estamos tratando de ordenar nuestro club que no lo encontramos de la manera que se decía. Hoy aparecen cosas muy tristes, como que Aysa aportaba dinero. Es una cosa que no se logra entender. Esto no le hace bien a Boca", declaró.