Elecciones en Salta: ganó Gustavo Sáenz y se convirtió en el nuevo gobernador

El gobernador electo Gustavo Sáenz, junto a Juan Manuel Urtubey

Gustavo Ybarra

Elecciones en Salta: ganó Gustavo Sáenz y se convirtió en el nuevo gobernador

El peronista intendente de la capital de Salta, Gustavo Sáenz, se impuso ayer por casi 30 puntos de ventaja sobre el kirchnerista Sergio Leavy (Frente de Todos) y se convirtió en el nuevo gobernador de la provincia, cargo en el que reemplazará a partir del 10 de diciembre a Juan Manuel Urtubey.

Sáenz habló minutos antes de las 21 y, si bien reivindicó su estrategia de provincializar la elección, repartió agradecimientos a dirigentes políticos nacionales que lo felicitaron por su triunfo.

"Quédese tranquilo que vamos a trabajar a su lado", le dijo a Alberto Fernández, en respuesta a un mensaje del presidente electo saludándolo por la elección. Pero también hubo agradecimientos a Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Sergio Massa, Roberto Lavagna y, sobre todo, al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al que calificó de "hombre de bien".

La victoria del Frente Sáenz Gobernador se extendió a lo largo de casi toda la provincia. Así, la capital será gobernada por Betina Romero, candidata del espacio. La hija del senador nacional y exgobernador Juan Carlos Romero será la primera mujer en gobernar la ciudad.

Con más del 99% de las mesas escrutadas (3097 de 3117), el compañero de la fórmula presidencial de Massa en octubre de 2015 obtuvo el 53,78% de los votos. Muy lejos, con el 26,11%, quedó el hiperkirchnerista Leavy, quien intentó nacionalizar su campaña referenciándose en Fernández y en la expresidenta Cristina Kirchner.

Con menos votos que en las primarias provinciales celebradas el pasado 6 de octubre, el controvertido diputado nacional Alfredo Olmedo terminó con su frente, en el que participó la UCR, en la tercera ubicación, con el 15,39% de los votos.

Aunque las autoridades del PJ nacional habían denunciado irregularidades durante la jornada, tanto Leavy como Olmedo reconocieron rápido el resultado de la elección. "Felicité a Sáenz y me puse a disposición para colaborar", afirmó el kirchnerista. "Tuve la oportunidad de hablar con Sáenz, lo felicité por su trabajo y por la elección que realizó", aseguró el diputado nacional.

El actual gobernador también se comunicó con el ganador poco tiempo después de cerrado el escrutinio. "Con Sáenz acordamos empezar mañana mismo la transición", afirmó Urtubey, quien en diciembre concluirá con 12 años, tres mandatos, de administración provincial.

Gracias al uso de la boleta única electrónica, el escrutinio provisorio de los comicios se desarrolló con rapidez y poco antes de las 20 ya se habían escrutado casi la totalidad de las mesas repartidas en toda la provincia.

Más allá de haber derrotado a un candidato del Frente de Todos, se espera que Sáenz mantenga una buena relación con la futura administración de Alberto Fernández.

Si bien se distanció de Massa a partir de 2017, cuando se arrimó al armado nacional de Mauricio Macri, la relación con el exintendente de Tigre y futuro presidente de la Cámara de Diputados le garantizará una buena llegada a la Casa Rosada.

Más aún, su compañero de fórmula y vicegobernador electo, Antonio Marocco, tiene buena relación con Fernández.

La victoria del intendente de la capital provincial también fue festejada por Pro, que formó parte del Frente Sáenz Gobernador.

De hecho, ayer estuvieron en la provincia para participar de los festejos funcionarios enviados por Rodríguez Larreta, que comenzó así la tarea de seducción para sumar a Sáenz a su futuro proyecto político a nivel nacional.

Voto peronista

Si bien Urtubey se declaró prescindente en la elección provincial, el compañero de fórmula de Sáenz fue ministro de Gobierno de la actual gestión provincial.

Más aún, en la elección de ayer Sáenz obtuvo 13 puntos más que en las primarias de octubre, cuando sacó el 42,8% de los votos.

Esa diferencia se explica en los votantes que en las primarias apoyaron al actual vicegobernador Miguel Isa, quien compitió con Leavy en las PASO por la candidatura del Frente de Todos.

Ese rechazo del voto peronista al candidato kirchnerista se plasmó en la fuerte merma de los votos registrados por Leavy.

Entre la primaria y la elección de ayer perdió unos 40.000 votos, que bajaron su desempeño de 32 a 26 puntos porcentuales.

Por: Gustavo Ybarra