El tifón sigue amenazando a partidos del domingo mientras Irlanda pasa a cuartos

El tifón sigue amenazando a partidos del domingo mientras Irlanda pasa a cuartos

Los organizadores del Mundial de rugby siguen sin poder confirmar si se jugará el decisivo partido por la última plaza a cuartos de final entre Japón y Escocia, el domingo en Yokohama, debido al tifón Hagibis.

Mientras tanto, Irlanda ganó este sábado a Samoa por 47-5, en Fukuoka, y sacó el séptimo billete a cuartos de final, en el único partido que se pudo disputar este sábado, tras la cancelación de los duelos Inglaterra-Francia y Nueva Zelanda-Italia.

World Rugby, la federación internacional de este deporte, lanzó dos comunicados este sábado, avisando que hará el domingo por la mañana una última evaluación para confirmar si se juegan el Japón-Escocia y el Namibia-Canadá, aunque de este último, programado en Kamaishi, habló de una "potencial cancelación".

Los partidos cercanos a Tokio han sido cancelados o están en peligro, mientras que los que se disputan en el sur, como el ganado por Irlanda a Samoa en Fukuoka o el programado para el domingo en Kumamoto entre Gales e Irlanda no corrían peligro.

Además, Estados Unidos juega contra Tonga cerca de Osaka, que podría verse afectado por una tormenta.

La duda más importante recae en el Japón-Escocia, que da la última plaza a cuartos en el grupo A, ya que Namibia y Canadá luchan por evitar la quinta y última plaza del B.

- Evaluación el domingo -

World Rugby anunció en un primer comunicado que inspeccionará los lugares donde están programados los partidos del domingo, inmediatamente después del paso del tifón Hagibis.

AFP/Archivos / William West Directivos del Mundial de Rugby 2019 dan una rueda de prensa sobre los posibles efectos del tifón Hagibis en el torneo, el pasado 10 de octubre en Tokio

El tifón, el más potente en el país desde 1958, había dejado según las primeras cifras un muerto y tres desaparecidos este sábado.

"Realizaremos inspecciones detalladas de los lugares cuando sea posible después del paso del tifón y publicaremos una versión actualizada de la situación" en la mañana del domingo, afirmó la World Rugby en el comunicado.

Poco después, emitían otro insinuando que el duelo Namibia-Canadá podría no jugarse.

"Hemos avisado a Namibia y a Canadá de la situación actual y de la potencial cancelación. Y nuestro mensaje a los aficionados que no están ahora en Kamaishi es que no viajen antes de la confirmación de que se juega el partido", señaló el texto.

En el único partido disputado este sábado, Irlanda se convirtió en el séptimo equipo clasificado a cuartos de final, tras ganar a Samoa por 47-5, con siete tries, dos de ellos marcados por su apertura Jonny Sexton.

- Irlanda, séptimo clasificado -

Irlanda, que jugó la mayor parte del encuentro con uno menos, obtuvo además un punto de bonificación, que ya tenía asegurado al descanso con los cuatro tries de Rory Best (3), Tadgh Furlong (8) y los dos de Sexton (20, 38).

En el segundo tiempo llegaron tres nuevos tries irlandeses, por medio de Jordan Lamour (47), CJ Stander (64) y Andrew Conway (69).

AFP / Laurence CHU El tifón Hagibis

De este modo, Irlanda se coloca de forma provisional como líder del grupo A, con 16 puntos, delante de Japón (14) y Escocia (10).

Japoneses y escoceses se jugarán el domingo en Yokohama, si los organizadores no lo cancelan por el tifón Hagibis, la otra plaza en cuartos de la llave.

Un empate o una victoria da a Japón la clasificación a cuartos y el liderato de la llave, mientras que a Escocia solo le vale la victoria para clasificar.

Si el partido es cancelado y se declara empatado (0-0), Escocia quedaría eliminada.

Con Irlanda, y en espera del Japón-Escocia, son siete los equipos que tienen el billete en cuartos, después de haberlo logrado Nueva Zelanda, Sudáfrica, Inglaterra, Francia, Gales y Australia.

El segundo try de Sexton, que daba el bonus, a dos minutos del descanso, llegó cuando Irlanda estaba ya con uno menos, por tarjeta roja a Bundee Aki (28), por tackle peligroso, por lo que el XV del Trébol jugó la mayor parte del partido en inferioridad numérica.

Sexton, que solo falló una conversión y anotó cuatro, consiguió 18 puntos.