El sueño de vencer a los All Blacks: el clima dentro de los Pumas antes del gran desafío

La unidad de los Pumas: el plantel, reunido en medio del entrenamiento en Newman

Alejo Miranda

El sueño de vencer a los All Blacks: el clima dentro de los Pumas antes del gran desafío

La semana previa al partido con los All Blacks siempre es distinta a todas. Y esta en particular es distinta a todas las semanas previas a los partidos con los All Blacks. Se percibe una atmósfera distinta en torno a los Pumas . Los resultados positivos ayudan, desde luego. Los buenos rendimientos, también, por supuesto. Pero hay algo más. Algo "intangible", como no podría haberlo descripto mejor el entrenador, Mario Ledesma , tras la victoria sobre Australia.

En ese entorno se preparan los Pumas para el encuentro que cada año resplandece en el calendario. Es el duelo con Nueva Zelanda, el mejor del mundo, el mejor de todos los tiempos, el único seleccionado al que nunca se le ganó. Y en Buenos Aires, con el estadio desbordado de gente, con los afectos en las plateas. Más no se puede pedir.

"Si es algo intangible, entonces no tiene explicación", sintetizó Nicolás Fernández Miranda. "Es algo que se percibe en la atmósfera, son las ganas de mejorar. Los jugadores entendieron que lo más importante es el equipo. El equipo está por encima de todo", profundizó el asistente de Ledesma.

El jueves pasado, en el primer entrenamiento de rugby al regreso de la exigente pero gratificante gira por Oceanía, resultó curioso ver a lo lejos al plantel remontar barriletes. Una actividad recreativa ideada por el staff para afianzar más al grupo. Mucho no se supo al respecto. "Si fue cerrado, por algo habrá sido, pero tiene que ver con eso", comentó el pilar Juan Pablo Zeiss.

"El equipo va uniéndose cada vez más. El grupo está muy unido y muy fuerte como para hacer un buen partido", aseguró Marcos Kremer, uno de los estandartes del buen momento de los Pumas. "La victoria contra Australia nos hizo muy bien. Estamos preparándonos con muchas ganas de hacer un buen papel", añadió el tercera línea.

Ayer en la cancha 1 de Newman no volaba ni una mosca. No hubo lugar para el relax. Durante el entrenamiento vespertino, la concentración de los jugadores era extrema. Ledesma y compañía se limitaban a indicaciones puntuales. "¡Corré derecho! ¡No te involucres! ¡Salí adelante!". No mucho más que eso.

Por primera vez desde que ingresaron en el Rugby Championship, en 2012, los Pumas llegan con dos triunfos en su espalda: ante Sudáfrica en la segunda fecha y Australia en la cuarta. Y por primera vez, los All Blacks desembarcaron en Buenos Aires luego de una derrota. No perdían contra los Springboks en casa desde el Tri Nations de 2011. Una arma de doble filo: llegan en un momento de vulnerabilidad pero con hambre de revancha.

"Es una sensación rara. Es tremendo. Sabemos que vamos a jugar contra los mejores del mundo. Es una oportunidad única, un sueño. Hay que disfrutarlo al máximo", contó Emiliano Boffelli, otro de gran presente. "Es como estar atajando penales todo el tiempo. Hay que estar muy concentrado y hacer todo bien para llevarse el triunfo", enfatizó el fullback.

Concentrarse no es sencillo. Jugar en casa tiene el aliciente de la presión que puede ejercer la hinchada, pero al mismo tiempo en la semana se presentan muchas más distracciones que en una gira. La prensa en los entrenamientos se multiplica en una semana como esta, y siempre hay curiosos observando las prácticas. La demanda de los familiares ocupa los ratos libres, que en otro momento podrían ser de horas extras de estudio.

"Ser local tiene un condimento especial. Hay que dejar de lado las emociones familiares y concentrarse en el partido. Tenemos que hacer todo de la mejor manera posible para jugarl de igual a igual. Es una responsabilidad muy grande", apuntó el pilar Nahuel Tetaz Chaparro.

En el ensayo vespertino de ayer, Ledesma paró este equipo: Boffelli; Matías Moroni, Jerónimo De la Fuente, Bautista Ezcurra y Bautista Delguy; Nicolás Sánchez y Martín Landajo; Kremer, Javier Ortega Desio y Pablo Matera; Tomás Lavanini y Guido Petti Pagadizábal; Santiago Medrano, Agustín Creevy y Tetaz Chaparro. Ramiro Herrera, que se sumó recientemente desde París, se paró atrás del supuesto conjunto titular y siguió los movimientos al lado de Ledesma. La formación será confirmada mañana al mediodía.

Por: Alejo Miranda