El intendente camporista de Ushuaia no quiere a "ningún funcionario" de su gestión en los actos de Macri

Macri fue recibido por el vice de Bertone, que se encuentra de vacaciones

El intendente camporista de Ushuaia no quiere a "ningún funcionario" de su gestión en los actos de Macri

Mauricio Macri pisó ayer por primera vez Tierra del Fuego, una de las dos provincias que no había visitado en sus tres años de gobierno. Pero el Presidente no tendrá una cálida bienvenida en su paso por la capital del distrito más austral del país.

El intendente de Ushuaia y dirigente de La Cámpora, Walter Vuoto, bajó la orden de que "ningún funcionario de la Municipalidad de Ushuaia participará de la agenda" del Presidente.

"Desde que asumió Macri los vecinos de Ushuaia han sido discriminados por las políticas económicas y sociales del gobierno nacional", indicaron desde el municipio que conduce Vuoto.

El jefe del Estado tiene previsto participar de tres actos en Ushuaia. Como la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, se encuentra de vacaciones, el vice Juan Carlos Arcando lo acompañará en sus actividades, que incluyen un paso por la base naval de la capital fueguina.

La agenda presidencial

Macri visitará las plantas de Newsan, recorrerá la planta de tratamientos cloacales Arroyo Grande. Luego estará en la Base Naval Austral y participará de una videoconferencia con la base Naval Orcadas.

Más tarde, el mandatario viajará a Santa Cruz donde se reunirá con la gobernadora Alicia Kirchner. Ambos visitarán la represa Cóndor Cliff.

Tierra del Fuego y Santa Cruz son las únicas dos provincias que Macri no había pisado en sus tres años de mandato.