El dólar cayó 5% por la norma que forzó a los bancos a vender divisas

Un operador en la Bolsa durante la rueda de negocios de ayer

Javier Blanco

El dólar cayó 5% por la norma que forzó a los bancos a vender divisas
La primera baja en la semana llegó por una circular del BCRA en un clima más distendido tras la charla Macri-Fernández; no se usaron reservas

La cotización del dólar cayó hasta 5% ayer, en lo que fue su primer retroceso de la semana y tras haber escalado un 33% en apenas 3 días.

Básicamente lo hizo gracias a una circular del Banco Central (BCRA) que, aunque no modificó el tope formal que pueden tener en relación con su patrimonio, obligó a los bancos a descargar sobre el mercado parte de la posición cambiaria que tenían en un plazo de tres ruedas.

El billete cerró a un promedio de $59,72 y 57,40 para venta al público y mayorista, valores que representan un abaratamiento de $2,46 (o 4,1%) y $3,05 (5%) en cada caso. Claro que aún sube de este modo 28,3% en la semana, 31% en el mes y 52,6% en lo que va del año, todos porcentajes que colocan al peso como la moneda más desvalorizada del mundo solo detrás del bolívar venezolano.

Esa baja, aunque importante, luce módica tomando en cuenta que el dólar había abierto la rueda desplomándose hasta 9% ante la cuota de alivio que había generado en el mercado la apertura -en la tarde de anteayer y cuando ya habían cerrado las operaciones cambiarias- de un canal de diálogo entre el presidente Macri y quien quedó mejor perfilado como su posible sucesor tras las PASO, Alberto Fernández, y -sobre todo- por la irrupción de la oferta forzada de los bancos.

Sus ventas se dispararon al comenzar a regir la circular "A" 6754 del BCRA, que, sin variar el tope global del 5% que los bancos están autorizados a tener en instrumentos de moneda extranjera en relación con su responsabilidad patrimonial computable (RPC), les achicó el tope para la tenencia de dólares físicos y de contratos de futuros.

"La circular se conoció antes de la apertura de las operaciones y las condicionó, ya que los bancos tienen plazo hasta el martes para readecuar su posición", describió el operador Fernando Izzo, de ABC.

Aunque en el BCRA se negaron a informar el total de oferta que la puesta en marcha de esta reglamentación significa ("no hay números", se limitaron a decir) por consultas realizadas entre bancos se puede estimar que la norma los obliga a descargar unos US$400 millones en tres jornadas. "En los hechos, la medida nos obliga a vender", reconoció a LA NACION un avezado banquero.

Un alivio y varias dudas

La medida, a la que las autoridades del BCRA ya habían recurrido durante la corrida del año pasado, llegó luego de que esa entidad perdió US$503 millones de sus reservas en intervenciones sobre el mercado con nulo impacto en los precios.

En ese sentido, su principal aporte fue que logró un reacomodamiento bajista del billete sin necesidad de sacrificar más reservas, considerando que desde el viernes esa tenencia bruta sufrió una merma de US$2623 millones (cayó de US$66.310 millones a 63.687 millones).

Sin embargo, en el mercado sorprendió que el impacto de la circular no haya sido acompañado por intervenciones del ente monetario, tomando en cuenta que sigue vigente el techo de $51,45 de la banda de referencia cambiaria que supuestamente lo obliga a intervenir cuando la divisa se opera sostenidamente por encima de ese valor.

Esa retracción levantó sospechas sobre una posible readecuación de las reglas cambiarias durante el fin de semana largo que se avecina.

Por lo pronto, el ajuste a la baja del dólar no fue aún convalidado por el mercado, algo que se concluye al observar que el volumen operado de contado ayer fue el menor en cuatro meses (apenas US$538 millones). En parte fue porque, por increíble que parezca (aunque es muy común aquí en esta clase de circunstancias), la baja ayudó a mermar la demanda de dólares, ya que ni las tradicionales subastas por cuenta y orden del Tesoro se llegaron a completar: colocaron apenas US$44 millones de los US$60 millones ofrecidos en total.

Para el analista Miguel Boggiano, de Carta Financiera, esto ocurre porque el mercado sabe que el efecto de estas medidas bien puede ser "efímero". "La baja fue por el cambio que obligó a los bancos a vender. Pero la incertidumbre continúa: a favor les viene un fin de semana largo para generar ideas, aunque van a necesitar mucha creatividad", sostuvo.

"El problema del mercado cambiario hoy pasa por el corrimiento de la oferta, y eso no fue corregido, sino emparchado por la norma que forzó oferta", coincidió su colega Christian Buteler, para quien fue una pena que el BCRA no haya aprovechado para ser "más agresivo para poner al dólar dentro de bandas".

Por: Javier Blanco