El cruce caliente entre Juan Grabois y Daniel Lipovetzky: “Pichetto recibió la coima y se sacó el disfraz”

El dirigente social definió duramente al candidato a vicepresidente de Mauricio Macri y descalificó al diputado nacional, que le respondió.

El cruce caliente entre Juan Grabois y Daniel Lipovetzky: “Pichetto recibió la coima y se sacó el disfraz”

Daniel Lipovetzky y Juan Grabois discutieron duramente en la noche del martes, debido a las fuertes definiciones que dejó el dirigente social sobre Miguel Ángel Pichetto, ahora candidato a vicepresidente de Cambiemos para las Elecciones 2019.

La intervención de Grabois, muy cercano a Cristina Kirchner, comenzó luego de que Viviana Canosa, conductora de "Nada Personal" (El Nueve), recordara una vieja frase del referente territorial acerca de Pichetto, que el mismo dirigente se encargó de remarcar en la tarde del martes: "(Pichetto) Es un macrista disfrazado de otra cosa".

"¿Sostenés lo mismo que dijiste ese día?", preguntó Canosa. Y Grabois se despachó.

"Bueno, se sacó el disfraz. Recibió la coima y se sacó el disfraz. Es un vendido. Hizo una cosa de una gravedad institucional enorme, porque él aceptó acompañar al presidente de un partido y él es el titular de la bancada opositora a ese partido. Por eso, para mí Pichetto es un vendido y Macri es un coimero de alta gama", lanzó el líder de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Lejos de menguar la gravedad de sus críticas, las profundizó: "Han hecho un intercambio. Pichetto vendió su alma, vendió su lugar en la política. Fue tan cara rota de renunciar después y no antes".

Y continuó: "Cuando hay estos niveles de travestismo, que las convicciones no importan sino (que importa) qué lugar de poder voy a ocupar, creo que le hace mal a la sociedad. Eso con independencia de que, a todos aquellos que queremos que el 10 de diciembre sea el último día que un tipo como Macri esté en la Casa Rosada, esto nos viene bárbaro. Pichetto es horrible como candidato, horrible como político, horrible como ser humano. Para nosotros, diez puntos. Pero a la República le hace mal".

Entonces intervino Lipovetzky.

"No coincido con Grabois. Desde ese punto de vista, tampoco podría haber alianza entre el kirchnerismo y (Sergio) Massa, que también tuvo posiciones muy críticas hacia el kirchnerismo. Si Massa se sube al kirchnerismo, ¿también habría habido una coima?".

Luego personalizó su crítica en el referente social: "Me parece que minimizar esto a una cuestión de delito... Si Grabois tiene alguna prueba, que haga la denuncia. Si no tiene pruebas, que trate de evitarlo, porque ensucia a la política. Y él tambien ha hecho acuerdos, porque ha tenido posiciones muy críticas hacia Cristina (Kirchner) y después cambió su posición. Y es válido que lo haga. Eso no hace que alguien lo acuse de una coima".

Grabois, desde la Facultad de Derecho (donde da clases), interrumpió: "Viviana, yo no estoy en la mesa y no le puedo ver la cara a Lipovetzky. No lo puedo ver y no puedo interactuar con él. Como siempre hace en sus intervenciones, habla con una liviandad rayana en la estupidez, como es el nivel general de su bancada".

Acto seguido, se refirió al anuncio de Pichetto como una "explícita traición a la función que debe cumplir" en el Senado: "Yo ya lo veía medio macrista, porque si tiene pies de gato, bigote de gato y maúlla, es porque es gato".

También apuntó contra el Presidente de la Nación. "Lo que hizo Pichetto fue venderse. Y Macri lo compró, cosa que hace desde chiquito porque la gente poderosa como él los va comprando a los otros. Evidentemente, Pichetto no es un hombre de convicciones profundas, pasó por todos los partidos y estadios posibles".

Y dio su evaluación de la jugada política del martes: "Para nosotros es una noticia totalmente buena, porque es un personaje espantoso que ha tenido expresiones xenófobas, antisemitas, machistas".

—Los insultos de Juan hablan más de él que de mí —retomó Lipovetzky—. No estoy acostumbrado a debatir insultando. Lo que sí, sus análisis son muy livianos. No contestó si él mismo recibió una coima sobre su cambio de posición sobre Cristina. Y en cuanto a Pichetto, le pregunto a él qué opina del Pacto con Irán que firmó Cristina, con un país que niega el Holocausto, como Irán y que plantea la desaparición del Estado de Israel.

—¿Sabes qué, Lipovetzky? Escuchame: el Pacto con Irán, ¿no lo votó Pichetto también?

—Hacete cargo, Juan, de que hoy sos kirchnerista. Nada más que eso.

—No, el que fue kirchnerista, que fue cristinista hasta hace tres años, fue Pichetto. ¿No lo voto Pichetto el Pacto con Irán? —inquirió Grabois.

No lo sé.

—¡Ah, bueno! Estudiá un poquito más. Porque vos trabajás en el Congreso, yo trabajo en la Facultad de Derecho.

—Yo estudio mucho, Juan. Y soy coherente.

—Estudia más —insistió Grabois—, porque no sabés qué voto su vicepresidente...

¿El otro es coimero y vos sos principista, Juan? —interrumpió Lipovetzky.

Es una coima existencial, es una coima que es la vicepresidencia. Y el coimero es Macri, que es el que la paga, obviamente.

—Entonces, desde tu punto de vista, Alberto Fernández también habrá recibido una coima para aceptar ser candidato a Presidente.

—No, vos no estás entendiendo el concepto. Sos un poco limitado. Y sos tan limitado que no sabes cómo voto el Pacto con Irán tu vicepresidente. Das un poco de lástima.

—Sí, limitado y coherente.

—Te voy a decir lo que pienso yo del Pacto con Irán, yo no estaba en el Congreso. ¡Estoy totalmente en contra!

—¡Muy bien! Y ahora estás apoyando a quien impulsó el Pacto con Irán. Muy bien, ¡te felicito!

—Porque tengo diferencias. Una cosa es cambiar. No son incoherencias.

—Sí, es una incoherencia. Juan, hagámonos cargo —reiteró Lipovetzky.

—Pará, vos me estás hablando encima. Eso es una señal de que tu supuesta educación, que no decís agravios y te hacés el buenito.. ¡Sos un careta!, eso no te hace educado.

—No, no me hago el buenito. El que insulta sos vos.

Canosa cortó la discusión. Recién entonces el resto de los invitados recobraron la normalidad.

"Tengo aprecio por los dos, aunque milito con Juan. Lipovetzky siempre ha defendido lealmente su opinión. Por eso, descalificarlo... me hace sentir incómodo, aunque coincido con muchas de las cosas que Juan defiende", se resignó Leandro Santoro, otro integrante de las filas kirchneristas, presente en el estudio de TV.