El Gobierno se aferra a una confrontación con Cristina Kirchner

No creen que la ex mandataria decida no ser candidata. Aunque un sector de Cambiemos cree que, de suceder, deberían hacer una gran interna y abrirse a peronistas.

El Gobierno se aferra a una confrontación con Cristina Kirchner

“No vemos ninguna razón para que ella no juegue”, es la respuesta que ensayan, a modo de invocación, tres funcionarios de la Casa Rosada consultados por lo mismo: en qué plan B están pensando en caso de que Cristina Kirchner decida no ser candidata, a la luz de los episodios ocurridos en la semana que terminó.

Ocurre que la única estrategia electoral que tiene el Gobierno da por sentado que Cristina será la verdadera contrincante de Mauricio Macri. No imaginan otro escenario en el que ella se baje o que otro candidato peronista -Roberto Lavagna, Sergio Massa o Juan Manuel Urtubey- pueda desalojar de ese sitial a la ex mandataria. Dentro de las alternativas que se barajan, Jaime Durán Barba y Marcos Peña están convencidos que es lo que a Macri le conviene.

“Nosotros lo que tenemos claro es que hay dos expresiones políticas con liderazgos claros y una organización política acorde que van a ir a esa elección”, aseveró Peña a Clarín, días atrás, alimentando la polarización con CFK.

Pese al viaje a Cuba y al estado de salud de su hija Florencia, en Balcarce 50 dicen tener información según la cual, antes, la posibilidad de que Cristina Kirchner sea candidata era de un 100 por ciento; y hoy bajó a un 70 por ciento. Nada más.

“Te lo planteo al revés, ¿qué razón habría para que no juegue?”, contesta, con otra pregunta, un hombre del Ejecutivo. En su argumentación, para que Cristina sea candidata, enumera la desconfianza de la ex presidenta en que el candidato peronista de Alternativa Federal le pueda asegurar impunidad; la necesidad de mantener a su tropa en el Congreso ya que varios de sus soldados renuevan sus bancas como Máximo Kirchner, Axel Kicillof, Andrés Larroque, Eduardo de Pedro, Mayra Mendoza y Rodrigo “Rodra” Rodríguez; y su perfil netamente político y de ambición de poder.

Pero hay un sector de Cambiemos que sí evalúa un horizonte sin Cristina candidata. En ese sector las ideas varían y van desde abrir unas PASO en el oficialismo que contemple, además de Macri, a María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau, hasta los que proponen ampliarla aún más, incluyendo a dirigentes peronistas del perfil del salteño Juan Manuel Urtubey.