Dura negociación de Vidal con los intendentes para que los municipios paguen $13 mil millones de subsidios

La Provincia quiere que los jefes comunales paguen los subsidios de los pasajes de las líneas de colectivo locales, la tarifa social de energía eléctrica de sus vecinos y el traslado de los residuos a la CEAMSE.

Dura negociación de Vidal con los intendentes para que los municipios paguen $13 mil millones de subsidios

La fuerte pérdida de fondos que padeció la Provincia de Buenos Aires en la aprobación del Presupuesto nacional, ahora provoca una dura negociación entre María Eugenia Vidal y los intendentes. En el proyecto de presupuesto provincial, la gobernadora le transfiere a los municipios el gasto de varios subsidios: los pasajes de las líneas de colectivo comunal -que no salen de la jurisdicción de cada municipio-, la tarifa social de energía eléctrica de sus vecinos; parte de una contribución por AySA y el traslado de los residuos de las comunas a la CEAMSE. Mientras analizan los números, varios intendentes peronistas señalaron que están en desacuerdo, anticiparon que también quieren discutir el Fondo Educativo y repiten una palabra “compensación”.

Nación pagaba unos $34 mil millones que el año próximo pasarán a la columna de gastos de la Provincia. Ese número se desglosa en $ 25 mil millones de subsidios en transporte provincial y comunal, $ 8 mil millones en la tarifa social de las eléctricas y mil millones por gastos de AySA. De ese total, Vidal busca que los intendentes se hagan cargo de $13 mil millones.

“Estamos viendo cómo reaccionan los intendentes, qué vienen a pedir”, adelantó un senador provincial de Cambiemos. Y la primera respuesta fue un rechazo.

Según el presupuesto que presentó la semana pasada, Provincia busca que los municipios se hagan cargo de $2.500 millones del subsidio al transporte de los pasajes de las líneas comunales. Son las que recorren sólo un distrito, no salen a otros Partidos y se numeran del 500 en adelante. Del resto de las líneas de jurisdicción provincial -que van del 200 al 499- se hará cargo Vidal.

La pretensión de que asuman ese gasto generó el primer rechazo de los intendentes. “Estamos en desacuerdo. Hay municipios que tienen como 20 líneas comunales, Merlo, Almirante Brown”, se quejó un intendente peronista. Al igual que la discusión por el Fondo Educativo el año pasado, creen que esto podrá ser subsanado como parte de la negociación.

Pero Provincia parece estar firme en que los intendentes cubran con sus fondos el subsidio de la tarifa social y el gasto de AySA. “Nos corren la cancha todo el tiempo. Vamos con nuestros pedidos y nos encontramos que ahora quieren que paguemos el traslado de los residuos a la CEAMSE”, reclamó otro jefe comunal peronista.

“Si quieren transferirnos todo es un gasto que no se puede afrontar. La pregunta es cómo lo compensan, qué obras ofrecen. Provincia necesita los dos tercios que no tiene para aprobar los $68,500 millones de endeudamiento. Hay que buscar los mecanismos”, deja la puerta abierta para negociar otro jefe comunal.

Otra discusión es sobre el Fondo Educativo. Provincia plantea que en el Conurbano el 100% se utilizado para infraestructura escolar: arreglar las escuelas. El año pasado había querido imponer el porcentaje en 85 y lo negociaron hasta pactar en el 50. “Si se aprueba ese 100% que pretenden tengo que cerrar la escuela de música, la de arte y oficios”, argumenta un intendente de la zona oeste que utiliza parte de los fondos para pagar los sueldos de esos docentes. “Espero que sean conscientes. Porque sino se va a endurecer”, advierte.

Los alcaldes vienen con malestar porque este año les anunciaron que en 2019 no cobrarán el Fondo Sojero. El martes algunos peronistas se reunieron con el senador Miguel Angel Pichetto para pedirle que busque que los municipios de la Provincia sean compensados por la quita de recursos.

A la espera de la negociación con la Provincia, en los concejos deliberantes ya entraron las prórrogas de los presupuestos municipales. Después de que se aprueben los números oficiales de la Provincia, llevarán sus cuentas y también los aumentos de tasas municipales, donde habrá que ver si le trasladan estos nuevos gastos a los vecinos de cara a un año electoral.