Detalles del nuevo caza furtivo de sexta generación de la U.S. Air Force

Redacción

Detalles del nuevo caza furtivo de sexta generación de la U.S. Air Force

Las dudas y la incertidumbre sobre las características del sucesor del F-22 Raptor que actualmente se encuentra operativo, son una cuestión que se analiza en el día a día. En la presente nota, desarrollaremos algunos detalles que pueden darse a conocer sobre la nueva aeronave que tanto revuelo causa entre los que esperan las aclaraciones de algunas particularidades por parte de fuentes oficiales.

Los líderes superiores de la Fuerza Aérea de Estados Unidos actualmente sostienen que el sigiloso caza que reemplazará al F-22, posee algunos desarrollos que le otorgan la operatividad «multifunción»: el General Charles Brown -Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea-, citó que la función principal de la aeronave será el dominio aéreo, pero que también operará con cierta capacidad de ataque aire-tierra.

Además, Brown sostuvo que la nueva aeronave tendrá la capacidad aumentada en cuanto a alcance y carga de armas en comparación a su predecesor, el F-22. Justamente, la característica señalada de «mayor alcance», coincide con comentarios e indicaciones señalados previamente por Brown, a principios de este año: no descartó la posibilidad de más de una variante del caza de sexta generación, y además estuvo de acuerdo en que un mayor alcance operativo sería crucial en el Pacífico. Lo cual nos llevaría a pensar, en la creación dos variantes para que puedan complementarse en operaciones en el Pacífico; y en operaciones europeas, en la cual se necesitaría un caza más pequeño, rápido, y maniobrable.

¿Qué podemos concluir sobre el sentido del reemplazo del F-22? No por ser ideado para suceder al Raptor deberíamos concluir que tendrá sensores inferiores a un caza furtivo F-35 Lightning II, al contrario, la idea principal de la nueva aeronave es que pueda funcionar como una forma de reemplazar, expandir y avanzar la maniobrabilidad de alta velocidad, el empuje, y la capacidad de vectorización conocida que caracteriza al F-22. Esto se deja ver, a su vez, cuando observamos que la Fuerza Aérea está adquiriendo grandes cantidades de los F-35, contribuyendo a los planes de modernización a largo plazo para el caza de quinta generación: se espera que las actualizaciones de software, las nuevas armas, y la informática mantengan al F-35 firme ante las nuevas amenazas -al menos hasta el 2070-, y que el sucesor del F-22 funcione como un socio complementario para respaldarlo en dicho desafío.

F-35 Lightning II. Imagen cortesía de UPI News.

La capacidad de realizar disparos a tierra o apoyo aéreo cercano también parece ser una de las características distintivas del nuevo caza, si tomamos en cuenta que el F-22 tuvo su debut en combate atacando objetivos terrestres de ISIS durante la Operación Resolución Inherente (OIR). Si bien las representaciones disponibles de la nueva aeronave no permiten ver nada parecido, parece bastante probable que opere con una nueva generación de armas de precisión aire-tierra.

Fuente: Kris Osborn para The National Interest

Te puede interesar: ¿Por qué Estados Unidos aumentó el presupuesto de sus armas nucleares?