De dónde sacó Alfredo Cornejo la polémica idea de independizar Mendoza

El ex gobernador acusó al Gobierno nacional de perjudicar intencionalmente a la provincia cuyana, con menos coparticipación y el freno a la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento.

De dónde sacó Alfredo Cornejo la polémica idea de independizar Mendoza

El mendocino Alfredo Cornejo, ex gobernador radical, es vehemente y bastante malhumorado cuando le hacen entrevistas. No disimula su descontento cuando algo lo fastidia y el castigo del Gobierno nacional a Mendoza con la amenaza de freno de la construcción de la represa hidroeléctrica Portezuelo del Viento, lo llevó al exabrupto de pedir la separación de su provincia de la Argentina. Pero la movida #MendoExit no es idea de Cornejo. Es propiedad intelectual de un grupo de twitteros, simpatizantes de la UCR y el PRO, que desde hace un año, cuando en Mendoza ganó el radical Rodolfo Suarez y en el país se impuso el kirchnerismo, vienen promoviendo el separatismo mendocino. Algo imposible en lo constitucional.

El lunes por la mañana, en una entrevista con radio Nihuil de Mendoza, Cornejo acusó al Gobierno de querer perjudicar "por maldad" a la provincia demorando la obra de 1.000 millones de dólares Portezuelo del Viento y dijo que Mendoza tiene "todo para vivir como un país independiente". De inmediato, las redes sociales se prendieron a la consigna #MendoExit, con propuestas similares a la histórica postura catalana que reclama soberanía de España o al Brexit británico en la secesión de la Unión Europea.

"Mendoza tiene todo para vivir como un país independiente, pero no lo tiene hoy. Hoy necesita de la Argentina y la Argentina lo perjudica en la calificación de riesgo, en el acceso de crédito internacional, para traer inversiones. Podría ser un país pero con un programa común de su elite política empresaria para desarrollar ese camino", planteó el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR) y actual diputado nacional.

Cornejo considera que desde el Gobierno Nacional quieren perjudicar a Mendoza dilatando el avance de la obra. Para el ex gobernador, desde el Ejecutivo influyeron para torcer el voto de Río Negro, Buenos Aires y Neuquén en la reciente reunión del COIRCO, el comité de cinco provincias que regula la cuenca del Río Colorado.

Con el nuevo mapa político después de las elecciones del año pasado, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carrera, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y el de Buenos Aires, Axel Kicillof, decidieron acompañar el reclamo de La Pampa para que se haga una nueva auditoría de impacto ambiental del proyecto. La votación resultó lapidaria: las cuatro provincias votaron contra Mendoza. Y ahora el gobierno de Mendoza apelará al Laudo Presidencial para defender la obra que debe pagar la Nación como retribución del daño económico que causó a Mendoza el régimen de promoción industrial en provincias vecinas.

“Lo de Portezuelo es pura maldad y porque el gobernador Kicillof y La Cámpora tienen el objetivo de perjudicar a Mendoza, como provincia productiva que le hacen vivir una asfixia fiscal”, insistió Cornejo. Y recordó que Tucumán ha recibido del Gobierno nacional $6 mil millones en créditos para sortear la crisis del coronavirus y a Mendoza, que tiene una dimensión similar, le han dado 1,9 millones y está penúltima en la distribución de recursos fiscales.

Entre los twitteros que abogan por el separatismo mendocino, está Hugo Laricchia, militante antikirchnerista, quien asegura que fue el primero en 2016 en utilizar el término MendoExit. “Lo venimos trabajando desde hace tiempo con profesionales de una fundación detrás. Y nuestro deseo es tener un país que se llame Mendoza, recuperar las potestades que la Nación le ha ido quitando y no tener que depender del puerto de Buenos Aires”, contó Laricchia en una entrevista con la mendocina radio Aurora.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Mendoza, el empresario Jorge Pérez Cuesta, es otro que lleva un año escribiendo a favor de la autonomía mendocina en la red social del pajarito: “Queridos todos, esto creo que acredita el #MendozaExit!!!”, tuiteó el empresario, el 29 de septiembre de 2019, la misma noche en que la UCR mantuvo el poder en la provincia, a diferencia de la Nación, donde ganaron Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Y presentó una foto del pasaporte mendocino, una humorada que otros replicaron.

"Esta polémica del #MendoExit no surgió con Portezuelo. Es que los mendocinos estamos hartos de que el peronismo nos ponga palos en la rueda cada vez que queremos progresar. Hartos de vernos perjudicados y relegados por los gobiernos kirchneristas", posteó el senador cornejista Diego Costarelli.

Pero no todos se prendieron a la idea separatista. El presidente del PJ mendocino y actual funcionario kirchnerista, Guillermo Carmona, fue uno de los más críticos con Cornejo. “El pequeño demagogo de la Pampa Seca anda fomentando un separatismo berreta. No se dio cuenta de hacerlo cuando Macri esquiló a #Mendoza con el aumento de la coparticipación a BA; con la eliminación del Fondo Soja y el Pacto Fiscal”, escribió Carmona en Twitter.

Para los juristas, la propuesta es inviable. Si Mendoza avanzara en una eventual independencia, el Gobierno nacional podría intervenir la provincia. "Frustar el sistema republicano, podría ser una causal de intervención". Explicó el ex ministro de la Corte local, Alejandro Pérez Hualde. También la constitucionalista Gabriela Ábalos planteó que no es posible la autonomía mendocina: "En un país federal como es Argentina no hay opción para que los estados partes puedan plantear la secesión". Y consideró que lo que sí podria reclamar es "mayor autonomía provincial en lo financiero para no depender del Estado nacional en materia económica y recupere recursos propios".