¿Cuánto ganan los diputados alemanes?

Los parlamentarios alemanes generalmente no necesitan un segundo trabajo. No obstante, muchos tienen ganancias adicionales, aunque esa posibilidad se ha regulado bastante en los últimos años.

¿Cuánto ganan los diputados alemanes?

Ser parlamentario no es una profesión como otra cualquiera. Los diputados ejercen un alto cargo público durante un determinado lapso. Y, en Alemania, en cada elección parlamentaria, se someten nuevamente a la voluntad de los votantes. Según el Tribunal Constitucional, los parlamentarios pueden desempeñar una actividad adicional. Pero, en realidad, no les queda mucho tiempo para hacerlo.

Según la Ley de Diputados, el mandato en el Parlamento debe estar en el centro de la actividad de los diputados. Sin embargo, llama la atención que entre estos políticos, los que son abogados, agrónomos, economistas y consultores de impuestos,  a menudo continúan desempeñando sus profesiones en menor medida; algo que no pueden hacer, por ejemplo, los policías, los maestros o los empleados administrativos.

La "indemnización” para diputados

La Constitución alemana determina en el artículo 48, parágrafo 3, que los diputados tienen derecho a un pago adecuado por sus actividades como miembros del Parlamento, que garantice su independencia. Eso significa que deben recibir un salario tal que no necesiten un segundo ingreso. Como referencia se toma el sueldo de un juez convencional en un tribunal superior de la república.

La suma del resarcimiento por desempeñar el cargo de diputado o diputada se vuelve a determinar todos los años, cada 1ro. de julio. Actualmente el salario de un diputado asciende a 10.012, 89 euros brutos por mes, una gran suma, pero mucho menor que en 2020. A esa cifra hay que restarle la carga impositiva.

La asignación para gastos

Cada miembro del Parlamento alemán también recibe una suma global libre de impuestos, que está destinada a cubrir todos los gastos en los que incurran los diputados durante el ejercicio del mandato del Bundestag. Un miembro del Parlamento tiene, básicamente, dos trabajos: uno en el Bundestag, en Berlín, y otro en su propia circunscripción. Allí hay que tomar en cuenta los costos de una oficina de circunscripción con los empleados asociados. Además, los diputados tienen que alquilar una segunda vivienda en Berlín, y eso también genera gastos fijos. La suma global para gastos se ajusta anualmente, el 1 de enero, al costo de vida. Actualmente es de 4.560,59 euros al mes y está libre de impuestos.

El exministro alemán de Finanzas y diputado del Partido Socialdemócrata Peer Steinbruck era uno de los conferencistas mejor pagados de Alemania. Aquí, su declaración de ganancias en esa actividad.

El exministro alemán de Finanzas y diputado del Partido Socialdemócrata Peer Steinbruck era uno de los conferencistas mejor pagados de Alemania. Aquí, su declaración de ganancias en esa actividad.

El equipamiento de oficinas

Repartidas a lo largo del año, hay al menos 20 semanas de sesiones en el Bundestag. Durante ese tiempo, los diputados deben estar presentes. Por su labor, tienen derecho a una oficina amueblada, actualmente de 54 metros cuadrados, para ellos y sus empleados, incluidos los dispositivos de comunicación y el mobiliario. Los diputados pueden utilizar vehículos de servicio del Parlamento en el área urbana de Berlín. Además, tienen un billete gratuito para la red ferroviaria Deutsche Bahn y los gastos de vuelos nacionales se reembolsan si los realizan en el ejercicio de su mandato.

Adicionalmente, tienen derecho a una suma anual de, como máximo, 12.000 euros para la adquisición de material de oficina. Esa suma no se paga al contado, sino que se cuenta con ella para encargar computadoras y teléfonos móviles, instrumentos de escritura, así como todo el equipamiento de tecnología informática necesario para su despacho electoral.

En 2009, el llamado "escándalo de Montblanc" ocupó los titulares. Más de 100 parlamentarios encargaron lujosas plumas estilográficas y bolígrafos de la marca Montblanc por 68.000 euros. El entonces presidente alemán, Horst Köhler, se vio obligado a reelaborar la lista de materiales de oficina disponibles en 2010. Desde entonces, los artículos de lujo ya no figuran en ella.

Ingresos adicionales

En los últimos años, hubo en Alemania un constante debate acerca de los ingresos extra de algunos parlamentarios. Cualquiera que gane dinero adicionalmente a su mandato, aunque sea en su profesión original, debe informar de ello a la Administración del Parlamento Alemán. En la última legislatura, eso involucró a un tercio de los miembros del Bundestag.

Un estudio de la Fundación Otto Brenner, que forma parte del sindicato IG Metall constató que, en la última legislatura, trabajaban de forma paralela principalmente miembros del Partido Demócrata Liberal FDP (62 por ciento) y de la Unión Demócrata Cristiana / Unión Social Cristiana CDU/CSU (42 por ciento). Entre ellos, cuatro miembros del grupo parlamentario de la CDU/CSU y un miembro del grupo parlamentario del FDP declararon ingresos adicionales de más de un millón de euros.

¿Quién paga?: Una manifestación de la asociación LobbyControl, contra ingresos adicionales y peligros por corrupción de la clase política.

"¿Quién paga?": Una manifestación de la asociación LobbyControl, contra ingresos adicionales y peligros por corrupción de la clase política.

Reformas y el "escándalo de las mascarillas"

Debido a numerosos escándalos sobre ganancias adicionales de los parlamentarios, hubo que revisar los requisitos legales en 2021. En el futuro, los diputados deberán declarar con exactitud sus ingresos por actividades secundarias a su mandato, así como su participación en empresas, a partir del 5 por ciento, y siempre y cuando superen los 1.000 euros mensuales o los 3.000 euros anuales.

Durante la pandemia, el "escándalo de las mascarillas” causó indignación y polémica en Alemania. Diputados de la CDU en el Parlamento ganaron millones en provisiones, al hacer de intermediarios en el abastecimiento de mascarillas a los ministerios regionales y nacionales. Como consecuencia, los parlamentarios ya no pueden actuar como intermediarios pagados por empresas ante el Gobierno federal o el Parlamento. Está prohibido utilizar la membresía en el Bundestag con fines comerciales.

¿Los diputados pueden aceptar regalos?

Hasta que se endurecieron las reglas de transparencia, los diputados podían aceptar obsequios sin restricciones. Sin embargo, con la clara indicación de que los regalos no debían estar ligados a ningún tipo de contraprestación. El soborno y la corrupción están penalizados desde siempre.

La novedad es que los diputados ya no pueden aceptar donaciones de dinero ni honorarios por conferencias que estén vinculadas con su labor parlamentaria. Como viajan a menudo, si reciben regalos de sus anfitriones, solo pueden conservarlos si no superan los 200 euros. Los regalos caros deben ser entregados al presidente del Parlamento, o pueden conservarse pagando su valor a la Tesorería Federal. (cp/rml)