Creían que le sacaban una foto a una ardilla, pero lograron el muy inusual avistaje del felino más pequeño de América

Sin querer, una familia de turistas que paseaba por el Circuito Chico de Bariloche, hizo un importante hallazgo.

Creían que le sacaban una foto a una ardilla, pero lograron el muy inusual avistaje del felino más pequeño de América

Una pareja de turistas porteños y sus hijos paseaban por el Circuito Chico de Bariloche cuando, de pronto, observaron en un punto del bosque un animalito que imaginaron era una ardilla. Reaccionaron rápido y tomaron una fotografía con un celular.

Sin saberlo todavía, Daniel y Mariel Permarini y sus hijas Isabella y Paloma, habían hecho una significativa colaboración a la historia natural de la Patagonia. Lo que en realidad se escondía entre las ramas era un gato huiña también conocido como “pequeño tigre”, un felino autóctono y raras veces encontrado en la actualidad. Su estado de conservación en el país es “en peligro” y a nivel internacional, “vulnerable”.

A esto se suma su carácter esquivo y solitario, lo que lo vuelven una postal aun más difícil.

La imagen muestra al felino más pequeño de América con la mirada y el cuerpo relajados sobre un conjunto de ramas. Su larga y gruesa cola descansa inerte justo antes de que saltara y desapareciera, posiblemente para siempre, de la vista de los humanos.

La fotografía fue captada en el territorio del Parque Municipal Llao Llao. Según marcan las estadísticas, hace unos diez años que no se registraba "formalmente" (comunicado a las autoridades) un avistamiento de ese animal en la zona del parque.

Sospechando que su imagen podía tener alguna utilidad extra, los Permarini la pusieron a disposición del Laboratorio de Conservación en Patagonia, donde les explicaron la dimensión de su inesperado encuentro.

El “Leopardus guigna” vive en áreas especialmente boscosas y frías de la Cordillera entre Chile y la Argentina. El avance de los asentamientos humanos, la agricultura y el pastoreo ha influido en la preocupante merma de su población. Se estima que no quedan más de 10.000 ejemplares. Descubrirlo en plena acción es un raro privilegio, opinan los expertos consultados por Clarín.

“Verlo es poco común, es una población vulnerable y en la zona del parque hace unos diez años que no se registraba un avistamiento y era comunicado”, explica a este diario Claudio Romero, subsecretario de Medio Ambiente de Bariloche. “Aquí es importante destacar el estado del parque municipal, porque si no estuvieran las condiciones naturales, si hubiera perros, por ejemplo, el gato no podría vivir”, agrega el funcionario.

Este animal, bastante menor que algunos gatos domésticos, suele pesar unos 2,2 kilos y mide alrededor de 49 centímetros sin la cola y 68 centímetros contándola. Su alimentación es variada e incluye roedores, aves pequeñas y semillas.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ingresó en 1996 a la especie como “vulnerable a la extinción”.

En enero de este año, rescataron un ejemplar en Chacra 28, en San Martín de los Andes, Neuquén. El animal se había subido a la punta de un poste de luz. Finalmente fue rescatado por integrantes de la Dirección Provincial de Guardafaunas que trabajaron con los Bomberos Voluntarios y el EPEN (Ente de Energía neuquino). El gato fue liberado poco después en una zona boscosa.

En la Argentina, el minúsculo tigre, que en ocasiones también puede exhibir un pelaje totalmente negro, hasta tiene una canción. “Por el bosque sigiloso / un gatito siempre está / es muy suave y manchas negras / tan chiquito y tan audaz”, puede escucharse en el tema compuesto por Marisa Di Giambatista con voz de Mariana Baraj. El canal Paka Paka produjo un video con el tema que lleva imágenes del prestigioso ilustrador y dibujante Pablo Bernasconi.

El gato huiña, también conocido como “pequeño tigre, en la foto tomada por la familia Permarini.

El gato huiña, también conocido como “pequeño tigre, en la foto tomada por la familia Permarini.

Por su lado, en 2017, alumnos y docentes de la Escuela 129 Colonia Suiza, a unos 16 kilómetros del centro de Bariloche, en conjunto con el área de Educación Ambiental del Parque Nacional Nahuel Huapi, produjeron un muy interesante video “Conociendo al gato Huiña” en el que se enumeran las características de la especie y los problemas que lo hacen estar en peligro.

Bariloche. Corresponsalía.

LGP