Coronavirus. Asado en familia: Mendoza vuelve a disfrutar de una tradición en medio de la cuarentena

Los nuevos tiempos: los Pons prepararon los alimentos con los barbijos puestos

Pablo Mannino

Coronavirus. Asado en familia: Mendoza vuelve a disfrutar de una tradición en medio de la cuarentena

MENDOZA.- Fue el momento más esperado, en medio de la cuarentena en la provincia. Al principio, sólo hubo sonrisas cara a cara mediadas por barbijos, después de esperar "dos meses eternos". Luego, llegó el fuego, el asado y un gran brindis, con vino, como no podía ser de otra forma en tierra cuyana. Finalmente, sí, llegaron los besos y abrazos.

Así celebraron este sábado buena parte de las familias mendocinas el regreso a la "nueva normalidad", a la espera de más flexibilizaciones al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Sin dudas, la gran mayoría se juntará este domingo, como así lo indica la tradición familiar. Otros, recurrirán a las pastas mientras que algunos ya adelantaron el locro previsto para el 25. Es más, hay quienes repetirán el convite el lunes, aprovechado el festejo patrio.

Postal de familia: Mendoza habilitó los encuentros familiares para los sábados, domingos y feriados
Postal de familia: Mendoza habilitó los encuentros familiares para los sábados, domingos y feriados Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Esta provincia del oeste argentino reporta casos positivos de manera cada vez más espaciada en el tiempo. Desde que la enfermedad pisó tierra cuyana, a mediados de marzo, se registraron sólo 83 infectados, de los cuales nueve murieron. Por eso, el gobernador Rodolfo Suárez habilitó desde este fin de semana y todos los sábados, domingos y feriados, de 9 a 23, que los mendocinos puedan verse nuevamente con sus seres queridos. Eso sí, se pueden reunir hasta 10 personas por hogar. "Queremos aliviar la angustia que tiene la familia por no poder juntarse", fueron las palabras del mandatario al anunciar esta semana la medida, que fue celebrada por los ciudadanos.

En la comuna de Maipú, a más de 10 kilómetros de la capital provincial, los Caffe pudieron compartir este sábado el almuerzo en su casa de la localidad de Coquimbito. Claro está, con una parte de la familia, para respetar el cupo establecido por la normativa vigente. Fue una verdadera fiesta, donde respiraron aire puro, bajo un sol envidiable y una brisa fresca, mientras ardían las brasas y la carne se cocinaba en la parrilla. "Fue excelente, un mediodía hermoso, lleno de felicidad; por poder ver a todos. A mis nietas las encontré gigantes; me corrían las lágrimas. No es lo mismo verlos por WhatsApp que personalmente", le cuenta a LA NACION Yolanda "Chiche" Lul de Caffe, de 64 años, quien junto a su marido Raúl, de 66, recibieron a su hija Gabriela y a su yerno, Alejandro, con las dos nenas. También se sumaron la hermana de Chiche, Rosita, y su marido.

El día soleado pareció un guiño: los mendocinos pudieron volver a reunirse este sábado
El día soleado pareció un guiño: los mendocinos pudieron volver a reunirse este sábado Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

"Tenía unas ganas tremendas de estar con ellos. Todos llegaron en sus vehículos y con barbijos, respetando el distanciamiento, pero la verdad que se hizo difícil contenernos. Fue espectacular compartir la comida; eso sí, el asado salió exquisito", se ríe Chiche, emocionada. Ya se prepara el paso siguiente: ver a su hijo el lunes. "Ahora nos toca juntarnos con él, ya que si venía con su familia íbamos a superar el cupo. Por eso, para el 25 vamos a compartir un buen locro", destacó la mujer, quien, por ser "grupo de riesgo" junto con su esposo, volverán a disponer de su domicilio para el nuevo encuentro. De hecho, la medida oficial recomienda que las personas mayores de 60 años no se trasladen, al tiempo que está prohibido el uso del transporte público para efectuar las visitas.

De acuerdo con el decreto 635, los encuentros son entre parientes directos, entre las 9 y las 23. La medida, que se aplicará también los domingos y feriados, contempla una fuerte multa para quien la incumpla: según el decreto que se publicó en el Boletín Oficial, el "anfitrión" de la cita o propietario del inmueble deberá pagar $50.000 por infringir la normativa, que exige un estricto protocolo.

En líneas generales, la provincia busca desalentar las juntadas entre amigos, por lo que las autoridades aseguran que se incrementarán los controles policiales. De hecho, se podrán realizar denuncias a través de la app del 148, llamando al 911 o por internet, en el sitio www.mendoza.gov.ar/consultas

En medio de la puesta en marcha de la medida, hubo quienes la infringieron. En un recorrido que realizó LA NACION por diversas zonas del Gran Mendoza, se pudo comprobar que, en menor medida, también se realizaron reuniones entre amigos, prohibidas por el momento. En diálogo con este diario, un grupo de rugbiers contaron que se juntaron en Chacras de Coria, en Luján de Cuyo, para disfrutar nuevamente de un asado, desoyendo las disposiciones oficiales. "La verdad que estábamos medio confundidos y entendíamos que los amigos también podían verse, respetando el cupo. En realidad nos sentimos como una gran familia, como si fuéramos primos. En fin, como vimos que se hizo una excepción para volver a compartir, no queríamos dejarla pasar. Es una reunión que se cumple hace más de 10 años todos los sábados al mediodía y se vio interrumpida durante dos meses por la cuarentena", se defendió ante LA NACION Matías, uno de los deportistas que participó de la reunión.

La alegría de los Pons, otra vez reunidos en Mendoza
La alegría de los Pons, otra vez reunidos en Mendoza Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

Con un locro bien patriótico y a tono con la época, también se reencontró la familia Pons. Germán, de 40 años, contó que fue un momento de mucha emoción, ya que los niños pudieron volver a verse con su abuela y sus primos. Participaron sólo dos de los tres hermanos de Germán y sus respectivas parejas, quienes recibieron los mimos de su mamá Elena, con una comida más que especial. "Fue muy lindo, hacía mucho que no veíamos a mi mamá. Fue una juntada genial y adelantamos el festejo del 25. Eso, si no pudimos vernos todos, evitamos que fuéramos un montón", detalló Germán, con el reglamento claro en su cabeza. Este domingo Elena se verá con su otro hijo y su numerosa familia.

Por lo pronto, el grueso de las familias mendocinas disfrutan de un fin de semana diferente y, sin dudas, muy esperado, con el asado y el vino, haciendo compañía. Así, los supermercados, comercios de barrios, carnicerías y verdulerías tuvieron más demanda de la habitual en estos tiempos. Según puso saber este diario, el gobernador también se prepara para recibir el domingo a sus familiares en su casa, con carnes a la parrilla como menú.

Los nuevos tiempos: los Pons prepararon los alimentos con los barbijos puestos
Los nuevos tiempos: los Pons prepararon los alimentos con los barbijos puestos Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Aguilar

El decreto firmado por el mandatario habilita las reuniones con un máximo de hasta diez personas "con parentesco por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el segundo grado en línea ascendente, descendente o colateral". Así, no sólo pueden reencontrase abuelos, padres, hijos y nietos, sino también parejas, hermanos y cuñados. Todos deben respetar una guía de procedimiento, aunque no regirá la terminación del DNI para asistir.

"Esto es un premio a quienes han cumplido con las normas de la cuarentena. Vamos ampliarla capacidad de las líneas 911 y 148 para que los vecinos hagan las denuncias correspondientes y que la Policía intervenga de inmediato. En la medida que veamos incumplimiento, vamos a retroceder de inmediato en las medidas de flexibilización", señaló el gobernador.

Quiénes deberán esperar

Hay personas que tampoco podrán juntarse con sus familiares. Entre ellas, en la disposición oficial, se consignan a quienes presenten cualquier tipo de sintomatología compatible con Covid-19, como fiebre, tos seca, disnea (ahogo o dificultad para respirar), congestión nasal, astenia (cansancio), mialgias (dolores musculares), odinofagia (dolor de garganta), anosmia (pérdida del olfato) y/o ageusia (pérdida del gusto), cefaleas o diarreas. Tampoco podrán reunirse los mendocinos que hayan estado en contacto, en los últimos 21 días, con individuos que hayan presentado síntomas; con pacientes confirmados de coronavirus o con personas que se encuentren a la espera del resultado del test.

Diez puntos básicos a tener en cuenta

Por: Pablo Mannino