Clases: por escrito y en 20 puntos, el Gobierno le respondió a la Corte Suprema

En el texto la administración de Alberto Fernández defendió su DNU, lamentó la resolución del Máximo Tribunal y cuestionó la “pasividad” del Gobierno porteño.

José María Costa

Clases: por escrito y en 20 puntos, el Gobierno le respondió a la Corte Suprema

A través de un comunicado de 20 puntos, el Gobierno respondió en forma directa al fallo de la Corte que avaló la autonomía de la ciudad de Buenos Aires para definir el régimen de dictado de clases presenciales.

El documento lleva la firma del vocero presidencial Juan Pablo Biondi, algo que no suele suceder, y hace un recuento de por qué el Gobierno decidió dar marcha atrás con la presencialidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

En los 20 puntos del texto la administración de Alberto Fernández intenta rebatir la gran mayoría de los argumentos utilizados por los cuatro jueces para fallar en favor del planteo porteño en forma unánime.

Entre los argumentos más fuertes, el documento oficial plantea: “Con inusitado rigor formal, como si no estuviese en riesgo la salud pública y los derechos subjetivos que de ella derivan, como la vida, la Corte Suprema ha sostenido que, al suspender por quince días las clases presenciales en el conglomerado urbano del AMBA, el Gobierno Nacional se habría basado en ‘consideraciones meramente conjeturales’ con insuficiente fundamentación”.

Otro de los puntos más resonantes del fallo, donde no reconoce al AMBA como una unidad, desde el Ejecutivo respondieron: “Desde el punto de vista epidemiológico y sanitario, el AMBA, como aglomerado urbano, constituye una unidad inescindible, y así lo reconocieron todas las autoridades durante la gestión de la pandemia durante el año 2020″.

También el texto dedica párrafos a criticar a las autoridades de la ciudad de Buenos Aires, pero a remarcar que la sociedad sí acató el DNU: “Las medidas adoptadas en el decreto mencionado fueron cumplidas por la mayoría de los argentinos y argentinas, y también por los ciudadanos y ciudadanas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pese a que el GCBA desoyó e incumplió, en parte, la norma federal dictada”.

Además, el documento defiende la efectividad de las restricciones: “La utilidad de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional a través del DNU 241/2021 se verificó con la disminución de la curva de contagios en el AMBA, y en forma más marcada esta disminución se verifica en la provincia de Buenos Aires. En cambio, resulta contra fáctico y no puede verificarse qué hubiera sucedido si el Gobierno Nacional no hubiera adoptado medidas a tiempo, ante la pasividad del GCBA”.

Según pudo saber LA NACION, se trata del primer comunicado que firma el secretario de Comunicación y Prensa de la Nación, pero que no será el último. “Salió varias veces a hablar oficialmente, pero es la primera vez por escrito. Queríamos algo formal e institucional. Es el es el eje fundamental que rige nuestro trabajo en este tema”, detallaron fuentes de Casa Rosada.

Además es, sin dudas, una postura de Alberto. Por eso lo firma Juan Pablo”, se explayaron las fuentes consultados y detallaron que para la confección del mismo se consultó con la Secretaría Legal y Técnica y la Jefatura de Gabinete, por instrucción de Fernández.

El comunicado completo